26 de julio de 2021 | Actualizado 15:11

La concentración de las distribuidoras Boyacá y Sgel genera dudas a Competencia

La fusión daría origen a una empresa controlada por ambas compañías que asumiría la distribución y transporte mayorista de prensa y revistas
Boyacá

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) analizará “en profundidad” la segunda fase de la operación de concentración que la empresa logística Boyacá inició con la Sociedad General Española de Librería, Diarios, Revistas y Publicaciones (Sgel). Dicha operación de concentración persigue crear una empresa controlada por ambas entidades que asumiría los negocios de las dos compañías en materia de distribución mayorista de prensa y revistas y parte de su transporte. La CNMC asegura que este análisis se produce “porque existen riesgos para la competencia”.

La CNMC cree que la operación blindaría las actividades de la empresa final frente a pequeños editores

Tanto Boyacá como Sgel son las mayores distribuidoras mayoristas de prensa en España y el organismo de control argumenta que esta operación podría deteriorar “significativamente” la competencia en el mercado, al blindar la posición de la nueva empresa resultante de la fusión frente a otros editores o distribuidoras de menor tamaño. “Boyacá ostenta una cuota elevada en el mercado de transporte nacional de publicaciones periódicas”, explica la CNMC, que concluye que la entidad final podría tender a “denegar el suministro de transporte nacional” a editores que no tengan contratado el servicio de distribución con ella.

Competencia suma sus dudas al hecho de que el consumo online lastra la entrada de nuevos actores

El organismo regulador teme, además, que la nueva entidad vincule la distribución de los fondos editoriales de una de las partes con la distribución de los fondos de la otra, y que la inclusión de otros operadores de transporte en los fondos editoriales de ambas empresas afecten a repartidores independientes. Las barreras a la entrada al mercado de distribución de publicaciones periódicas se producen por las economías de escala y los contratos de distribución exclusiva con los editores, argumenta la CNMC, y añade que el consumo online cada vez mayor hunde el mercado, lo que dificulta la entrada de nuevos competidores.

Por su parte, tanto Boyacá como Sgel argumentan que la operación ahorrará costes y es “la única forma de asegurar a medio plazo la sostenibilidad del negocio y la subsistencia de la actual red de distribución”. Durante la investigación, la CNMC podrá solicitar información a distintos operadores en los mercados que considere afectados y terceros operadores interesados podrán presentar alegaciones para defender sus intereses.