20 de mayo de 2022 | Actualizado 17:30

El puerto de Valencia rebate al alcalde tras sus nuevas dudas sobre la terminal norte

La Comisión de Peticiones del Parlamento Europeo no ha identificado ningún indicio de posible infracción de la legislación ambiental europea
Ampliación norte del puerto de Valencia | J.C.P.

La Autoridad Portuaria de Valencia ha señalado que la nueva terminal norte será “un referente en sostenibilidad ambiental y empleo”, en respuesta a las declaraciones realizadas por el alcalde de la ciudad, Joan Ribó, tras reunirse en la mañana de hoy con el presidente del comité de empresa de CSP Iberian Valencia Terminal, Julián Pérez. Ribó ha apuntado que, hasta ahora, “no nos habíamos preocupado por el empleo porque partíamos de una hipótesis no cierta, y es que esta terminal generará muchos puestos de trabajo”. El alcalde ha apuntado que, tras la reunión con Julián Pérez, “esto no está tan claro, ya que la terminal norte no generará puestos de trabajo sino que los reducirá por su automatización”.

“La terminal norte no generará puestos de trabajo sino que los destruirá por su automatización”
Joan Ribó Alcalde de Valencia

Por su parte, el presidente del Comité de Empresa de CSP Iberian Valencia Terminal ha afirmado que la nueva terminal “responde a un movimiento interno del puerto de trasvasar mercancías de un lado del puerto a una zona nueva”. Julián Pérez ha señalado que no hay “tráficos comprometidos para este movimiento”, que podría suponer para la terminal de Cosco “la pérdida de más del 50% del tráfico, lo que podría provocar un problema grave de empleo en la plantilla”. Pérez ha añadido que este movimiento “provocará el vaciado de CSP Iberian Valencia Terminal, ya que MSC querrá trabajar en su propia terminal y, a los pocos años, el de la actual terminal de MSC, que la abandonará para ocupar la nueva”.

En este sentido, la institución portuaria ha recordado que el estudio elaborado por el Instituto de Transporte y Territorio de la Universidad Politécnica de Valencia para este proyecto “ha señalado que la nueva infraestructura portuaria permitirá crear más de 17.000 empleos nuevos en el periodo 2022-2023 y alrededor de 15.000 entre 2024 y 2026”. “Solo en 2023”, ha añadido, “de forma directa, ofrecerá cerca de 18.500 empleos adicionales a los propios de la comunidad portuaria, cifra que será superior en 2025, cuando alcanzará los 19.800”. De forma indirecta, ha apuntado la autoridad portuaria, “se originarán más de 4.200 nuevos trabajos en 2023 y 2025”. Además, el estudio señala que el efecto inducido, “alcanzará cifras en el entorno de los 13.000 empleos en cada año analizado, considerados estables y duraderos en el tiempo”.

32.000 empleos

El estudio del Instituto de Transporte y Territorio cifra en 32.000 los empleos entre 2022 y 2026

El enclave valenciano ha apuntado que, durante esos años, “existirá una superposición de actividad: por una parte, el acondicionamiento de la terminal y, por otra, la actividad resultante del tráfico portuario”. “Si las inversiones se realizan de forma lineal y no se aprovechan economías de escala, el empleo generado en 2023 podría alcanzar los 44.000 puestos de trabajo y en el 2025 se aproximaría a 43.000 empleos”, ha añadido la autoridad portuaria.

EUROPA NO IDENTIFICA INDICIOS DE INFRACCIÓN DE LA LEGISLACIÓN MEDIOAMBIENTAL
La institución portuaria valenciana ha señalado que la Unión Europea ha avalado los trabajos en el interior de la ampliación norte. El informe realizado por la Comisión de Peticiones del Parlamento Europeo ha afirmado que no ha podido “identificar ningún indicio de posible infracción de la legislación medioambiental de la Unión Europea”. El puerto de Valencia ha señalado que esta comisión “considera que los procedimientos de revisión pertinentes previstos por el ordenamiento jurídico español en virtud de la Directiva EIA y/o de la Directiva 2003/4/CE serían el mecanismo más eficaz para buscar la reparación y tratar satisfactoriamente cualquier posible caso de aplicación incorrecta de la legislación de la Unión Europea”. La resolución del organismo europeo concluye que no puede “dar más seguimiento a este caso”.

En este sentido, la Autoridad Portuaria de Valencia ha recordado el informe realizado por Puertos del Estado que señala “que el proyecto de la nueva terminal norte no precisa de una nueva Declaración de Impacto Ambiental y que sigue vigente la del año 2007”. Asimismo, ha apuntado que el ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico “ha determinado la condición de órgano sustantivo de la APV en la actuación de esta infraestructura”.