22 de septiembre de 2021 | Actualizado 17:03

El puerto de Barcelona designa a sus primeros 21 embajadores de sostenibilidad

La pandemia ha obligado a posponer el nombramiento de los embajadores, una medida recogida en su plan de sostenibilidad sectorial de 2019
Puerto de Barcelona

La Autoridad Portuaria de Barcelona ha nombrado a sus primeros 21 embajadores de sostenibilidad, representantes de empresas y asociaciones del recinto que destacan por su compromiso en esta cuestión. Los embajadores tienen el objetivo de difundir los valores de sostenibilidad entre las diferentes organizaciones y personas que integran la comunidad portuaria. En concreto, al explicar qué se ha hecho hasta ahora en el puerto y qué proyectos están en marcha para conseguir que la infraestructura sigua creciendo bajo criterios de sostenibilidad social, económica y medioambiental, tal como han destacado desde la autoridad portuaria.

Esta figura fue creada en 2019, en el marco del plan de sostenibilidad sectorial del puerto de Barcelona. No obstante, la pandemia ha impactado en esta labor y ha aplazado su nombramiento oficial hasta ahora. “Durante este tiempo, los embajadores han conseguido mantener su actividad y el número de empresas adheridas al plan de sostenibilidad sectorial no ha parado de crecer, hasta las 89 actuales”, han destacado desde la autoridad portuaria. En la entrega de las acreditaciones, la presidenta del puerto de Barcelona, Mercè Conesa, ha agradecido “la implicación que han demostrado los embajadores de sostenibilidad” y ha puesto en valor su labor voluntaria. Asimismo, ha recordado que una de las recomendaciones de las Naciones Unidas para dar a conocer los objetivos de desarrollo sostenible (ODS) es que “deben aterrizar en las localidades, aplicarse a las comunidades para que los cambios se puedan hacer realidad”.

En este sentido, Conesa ha recalcado que la figura de los embajadores es “muy importante” para que el puerto pueda seguir creciendo de forma sostenible. En relación a ello, ante las voces que piden que el puerto reduzca su actividad, la presidenta ha apostado por crecer, pero “transformando nuestra actividad bajo criterios de sostenibilidad”. En este sentido, ha destacado el papel que juegan los embajadores “para explicar esta transformación”.