22 de septiembre de 2021 | Actualizado 13:21

Las tecnológicas defienden la implicación de los empleados para digitalizarse con éxito

Apuntan a aportar valor al equipo humano a través de las aplicaciones, si bien detectan cierta resistencia para adoptar nuevos cambios y dinámicas
Freepik

El sector logístico y de transporte se encuentra en constante cambio, en un entorno en movimiento en el que la tecnología y las necesidades de los consumidores y empresas se modifican cada vez de forma más acelerada. En medio de un proceso creciente de digitalización, las tecnológicas emplazan a los operadores y compañías de transporte a implicar a los trabajadores en la concepción de las nuevas dinámicas para sacar el mayor rendimiento operativo de las inversiones en este ámbito. El consejero delegado de la desarrolladora de aplicaciones Studio 128k, Cristóbal Cano, recuerda que, muchas veces, a la hora de digitalizar una empresa, “se pone el foco en el cliente o en el equipo directivo y se nos olvida que los cambios siempre son traumáticos: una persona que igual lleva 20 años trabajando en un sector de una forma, de repente se le intenta convencer de que tiene que cambiarla completamente”.

“Si los empleados no detectan que se les esté aportando valor a su trabajo, será una barrera”
Cristóbal Cano Consejero delegado de Studio 128k

Las compañías tecnológicas con soluciones especializadas para el sector logístico sostienen que la digitalización tiene que ir acompañada de una aportación de valor a la labor de todos los trabajadores de la cadena de suministro: mozos de almacén, conductores, repartidores, etc. “Se trata de personas que están cómodas con su trabajo tradicional, que igual no era lo más productivo ni rentable, pero si esa persona no detecta que le estás aportando valor a su trabajo con la tecnología, ahí encontramos una barrera de entrada muy grande para la digitalización. Si te boicotean desde tu propia empresa, empiezas mal”, destacó Cristóbal Cano en su reciente intervención en las jornadas de UNO Logística sobre ‘Retos y oportunidades de las plataformas digitales en logística y transporte’. 

Por su parte, el responsable de Ventas de la empresa de soluciones tecnológicas Fieldeas, Alfonso Martín, apunta que, a la vez que se aporta valor a su trabajo, hay que poner en valor su labor, pues se trata de personas “con una amplia experiencia en campo que pueden trabajar de forma conjunta con las nuevas tecnologías”. En este sentido, los responsables de las tecnológicas hacen alusión a la mejora en el trabajo de estas personas en el día a día gracias a las aplicaciones y sistemas de internet de las cosas (IoT). Explican, por ejemplo, que mientras hace años se firmaban los albaranes y había que volver con ellos a la oficina, ahora se firma en un móvil y cuando se termina la jornada el trabajador puede volver a su casa. 

HERRAMIENTAS SENCILLAS PARA EL EMPLEADO
Otro aspecto a destacar a la hora de acercar la digitalización al empleado es la sencillez y la facilidad en el uso de estas plataformas y aplicaciones, que pueden ser más comprensibles para nativos tecnológicos, pero no tanto para personas más mayores. El jefe de Desarrollo de Negocio en Visualtrans, Cecilio Labrada, explica que determinados perfiles profesionales no se han visto directamente incluidos en el proceso tecnológico, en tanto que las propias empresas desarrolladoras de aplicaciones son las que muchas veces hacen estos productos pensando en que los usuarios finales son consumidores innatos de tecnología. Indica que, “en alguna medida, los trabajadores ya consumen este tipo de productos en su día a día, pero hay que pensar más en el usuario final que en la perspectiva de negocio”. 

“Hay que desarrollar herramientas fáciles, cómodas y flexibles y dotar de una guía a los trabajadores”
Alfonso Martín Responsable de Ventas de Fieldeas

“Nosotros antes de sacar los productos los sometemos a testeos previos con los usuarios, lo que nos da una visión mucho más cercana a la hora de llevar esta tecnología a los usuarios, lo que llamamos la experiencia al usuario”, destaca Labrada. También Alfonso Martín (Fieldeas) apuesta por desarrollar herramientas “fáciles, cómodas y flexibles, que aporten sistemas de movilidad o integración de forma muy sencilla”. Señala que, a la hora de introducir nueva tecnología, hay que dotar a los trabajadores de cierta guía y hacerlo de la forma más simple para que ellos puedan centrarse en su trabajo principal: conducir, repartir, etc. 

VENCER EL MIEDO A SER PRESCINDIBLE
Sin embargo, algunas empresas implicadas en el desarrollo tecnológico dentro del sector de la logística y transporte encuentran que su mayor barrera es, muchas veces, los propios trabajadores. El director técnico de la empresa de software de gestión de almacenes Inisoft, Ubaldo Mora, explica que, en muchas ocasiones, las empresas están “bastante abiertas a implantar cambios y a digitalizar procesos”, mientras que es en los trabajadores donde encuentran mayor resistencia, sobre todo en las personas responsables del almacén que tienen miedo a que su trabajo se vuelva prescindible. 

En este sentido, Ubaldo Mora sostiene que este miedo a perder el puesto sucede, sobre todo, en las pymes, empresas con almacenes de entre 3.000 y 10.000 metros cuadrados: “Prácticamente todas siguen utilizando sistemas manuales”. “Mientras que algunos sistemas de gestión se implantaron bien, como los utilizados para escribir facturas, los sistemas de gestión de almacenes (como dispositivos que, de manera inalámbrica, se conectan a un servidor y apuntan los datos de todas las entradas y salidas del almacén), ha costado más”, ha explicado. 

LIDERAR MANO A MANO CON EL EMPLEADO
El jefe de Desarrollo de Visualtrans, Cecilio Labrada, apunta a que este problema no es solo del usuario, sino también responsabilidad de la empresa: “los trabajadores hacen las cosas como la empresa les ha dicho que hay que hacerlas y con las tecnologías que se han puesto encima de la mesa”. De esta forma, las tecnológicas llaman a los operadores a “liderar” esta digitalización contando con los trabajadores desde la dirección y, tal y como manifiesta Labrada, realizando cambios de forma progresiva y constante para que el cambio hacia la digitalización no sea demasiado brusco. “La tecnología se incorpora de cara a mejorar tu día a día, ser más eficiente y automatizar procesos, pero para ello en la empresa tiene que haber personas encargadas y tendentes a mejorar y a incorporar cambios”, sostiene.

“El problema no es solo del usuario, sino responsabilidad de la empresa: debe implicarse y formar”
Cecilio Labrada Jefe de Desarrollo de Negocio en Visualtrans

Estas desarrolladoras de aplicaciones y otros sistemas tecnológicos aluden a una necesidad de formación, implicación y evolución dentro de la propia empresa, que “debe estar abierta a cambios y proporcionar información a las trabajadores, según señala Mora. “El futuro va a ser todo automático, pero para eso queda mucho y, hasta entonces, hace falta combinar el factor humano con la digitalización”, concluye.