28 de junio de 2022 | Actualizado 12:26

Grimaldi obtiene la licencia para operar en los puertos de Palma de Mallorca, Mahón e Ibiza

El grupo naviero italiano da un paso más hacia su entrada en el mercado del cabotaje en el Mediterráneo español
Grimaldi Group

El consejo de administración de la Autoridad Portuaria de Baleares ha acordado el otorgamiento de las licencias provisionales para la prestación del servicio portuario de manipulación de mercancías en los puertos de Palma de Mallorca, Mahón e Ibiza a la empresa Grimaldi Logística España. El plazo de estas licencias, solicitadas por la compañía el pasado 19 de mayo para operar en los tres recintos mencionados, es de un año. La institución portuaria ha señalado que, en la línea “de mejora continua en la prestación de servicios, se ha estimado conveniente exigir un compromiso de obtención de certificados de calidad y gestión medioambiental por parte de la empresa en un plazo máximo de un año a partir de la entrada en vigor de la licencia”.

Se trata de un paso más para el inicio de la operativa de Grimaldi en el mercado del cabotaje español, tras el anuncio de la compra de determinados activos y derechos de Armas Trasmediterránea en el Mediterráneo. En concreto, el memorándum de entendimiento prevé la compra de cinco buques ro/pax, dos terminales en los puertos de Valencia y Barcelona, así como oficinas y almacenes ubicados en las islas de Mallorca, Menorca e Ibiza. Asimismo, esta actuación comprende también la adquisición por parte del grupo italiano de los derechos de explotación entre la Península y Baleares para el transporte de mercancías y pasajeros. En concreto, las rutas que están dentro del acuerdo son: Barcelona-Mahón, Barcelona-Palma de Mallorca, Barcelona-Ibiza, Valencia-Mahón, Valencia-Palma de Mallorca y Valencia-Ibiza.

Asimismo, el memorando entre ambas navieras prevé la cesión de dos terminales portuarias para la manipulación de material rodante y pasajeros, actualmente explotadas en concesión por Naviera Armas Trasmediterránea en los puertos de Barcelona y Valencia, así como diversos almacenes, oficinas y taquillas en Valencia, Palma de Mallorca, Mahón e Ibiza. La operación está pendiente de una ‘due diligence’ con el objetivo de firmar el acuerdo de transferencia definitivo e iniciar nuevas operaciones para la próxima temporada de verano, ha indicado Grimaldi.