26 de mayo de 2024 | Actualizado 10:47

MSC Cruises operará en 2024 su nueva terminal para cruceros en Barcelona

Las instalaciones dispondrán de 11.670 metros cuadrados, divididos en tres niveles, con una concesión de 31 años
Representación de la nueva terminal | Puerto de Barcelona

La Autoridad Portuaria de Barcelona ha otorgado a la terminal de MSC Cruises en Barcelona una concesión para construir y explotar una terminal para cruceros turísticos en el muelle Adossat. El proyecto consta de la construcción de una estación marítima, con una superficie de 11.670 metros cuadrados, distribuidos en tres niveles, y supondrá una inversión de 33 millones de euros por parte de la compañía marítima. En concreto, la concesión contará con un plazo de 31 años y se prevé que las nuevas instalaciones entren en servicio en 2024.

“MSC está haciendo una apuesta fuerte por el puerto de Barcelona, esta compañía ha demostrado que tiene interés en apoyarnos en nuestra estrategia para hacer un puerto cada vez más sostenible, tanto a nivel medioambiental como económico y social”, ha valorado la presidenta del puerto de Barcelona, Mercè Conesa. Además, ha añadido que la terminal contará “con los últimos avances para reducir al máximo las emisiones, tanto de la propia terminal como de los barcos que vendrán” y ha remarcado que “realizará una fuerte inversión que permitirá crear un volumen considerable en los puestos de trabajo”.

De esta forma, el proyecto busca potenciar el pasaje de puerto base, es decir, de cruceristas que inician y finalizan su viaje en la capital catalana, y “la llegada de los buques más nuevos y sostenibles de su flota, propulsados por gas natural licuado”. El proyecto también contempla la conexión de los buques a la red eléctrica, eliminando las emisiones durante su estancia en puerto, una vez el muelle Adossat esté habilitado para este servicio. Cabe destacar que la construcción de esta terminal de cruceros se contempla en el acuerdo que puerto y Ayuntamiento de Barcelona firmaron en enero de 2018, que reducía el número definitivo de terminales de cruceros y las concentraba en el citado muelle, siguiendo un plan por etapas.

“Este plan supone la retirada de todas las terminales de cruceros del puerto ciudadano, las terminales norte y sur del muelle de Barcelona, para abrir estas zonas al uso de la ciudadanía”, han recalcado desde la autoridad portuaria. En este sentido, el presidente ejecutivo de MSC Cruises, Pierfrancesco Vago, ha mostrado su satisfacción por la adjudicación y ha señalado que “Barcelona no es solo un importante puerto para nuestras operaciones de cruceros, sino también para todas las actividades marítimas del grupo”. Por otra parte, ha destacado la implicación del arquitecto Ricardo Bofill en el proyecto. “Juntos construiremos una nueva terminal de vanguardia que se convertirá en otro punto de referencia para la bonita ciudad de Barcelona”.

“Barcelona es un importante puerto para todas las actividades marítimas del grupo”
Pierfrancesco Vago Presidente ejecutivo de MSC Cruises

Asimismo, la presidenta del puerto ha destacado que “el otorgamiento de esta concesión es un paso más que nos acerca a nuestro objetivo, pactado con el ayuntamiento en el año 2018, de trasladar todas las terminales de cruceros al muelle Adossat, alejándolas de las zonas urbanas, optimizando la movilidad de los pasajeros y de los vehículos y haciendo posible la apertura de nuevos espacios para el disfrute ciudadano”. Pierfrancesco Vago también ha resaltado que la nueva terminal les permitirá expandir sus operaciones de embarque en la ciudad. “Esto provocará un gasto más grande por parte de nuestros hoteles internacionales, muchos de los cuales permanecerán diversos días en la ciudad y sus hoteles antes o después del crucero”, ha destacado. “Igualmente, el refuerzo de nuestras operaciones de puerto base nos permitirá traer más buques de última generación en Barcelona, como por ejemplo el MSC World Europa, un buque propulsado por GNL que se encuentra actualmente en construcción”.