22 de octubre de 2021 | Actualizado 17:03

El short sea shipping se aproxima a los volúmenes anteriores a la pandemia en el primer trimestre

La recuperación se ha basado en el exterior, ya que el tráfico de cabotaje ha descendido el 11% con respecto al primer trimestre de 2020
Buque de Grimaldi en el puerto de Valencia | J.C.P.

El observatorio estadístico de la Asociación Española de Promoción del Transporte Marítimo de Corta Distancia (SPC-Spain) correspondiente al primer trimestre de 2021 “muestra una recuperación de los volúmenes anteriores a la crisis del Covid-19“, ha indicado la entidad. Así, entre enero y marzo, se han alcanzado un total de 64 millones de toneladas, el 1,5% inferior registrado en el mismo trimestre de 2019, pero con un ligero incremento del 0,3% respecto al mismo periodo del año pasado. La asociación ha señalado que el impacto de la pandemia “sigue siendo de mayor calado en el tráfico de cabotaje (-11% respecto a 2020) que en el exterior (+2,9% respecto al pasado año)”. Este descenso del cabotaje ha provocado una disminución del 2,2% del tráfico de carga rodada respecto al primer trimestre de 2020.

Además del cabotaje, los vehículos en régimen de mercancía son los otros grandes afectados por la pandemia, ya que registran un retroceso del 7,1% con respecto al primer trimestre de 2020. La asociación ha destacado que este descenso se debe “principalmente a la caída de los desembarques, que ha sido del 19,1%”. El transporte internacional Ro-Ro, excluyendo a los vehículos en régimen de mercancía, ha registrado aproximadamente unos seis millones de toneladas, lo que ha supuesto un incremento del 5,6% respecto al mismo trimestre de 2020 y del 4,9% sobre 2019. SPC-Spain ha señalado que la fachada atlántica “ha registrado un importante incremento del 11% respecto a 2020 y del 11,9% sobre 2019, frente a un más suave incremento de la fachada mediterránea, que ha crecido el 4,8% respecto al año pasado y el 3,9% sobre el año 2019”.

En este sentido, en la fachada atlántica es significativo el crecimiento del tráfico con Francia (77,4%), aproximándose así a la cifra de 2019, y de Bélgica (7%). Por el contrario, Finlandia y Reino Unido han experimentado descensos con respecto al año anterior del 11% y del 8,5%, respectivamente. SPC-Spain ha destacado “la aparición de Irlanda, como consecuencia del Brexit, que ha impulsado la implantación de servicios directos desde los puertos de Bilbao y Santander“. En el caso de la fachada mediterránea, destaca el crecimiento del 14% de los tráficos con Italia, recuperando la cifra de 2019, mientras que el tráfico con Marruecos ha presentado una reducción del 2,2%. La asociación ha resaltado “la aparición de flujos con Turquía, gracias a la reciente implantación de un servicio en el puerto de Tarragona“.