27 de octubre de 2021 | Actualizado 19:14

Las señales de recuperación económica fortalecen el empleo en logística

El mes de mayo termina con más de 995.000 afiliados en el sector y un descenso cercano a 2.000 trabajadores en ERTE
Freepik / Volvo Trucks

El número de afiliados ha aumentado por cuarto mes consecutivo en el sector de la logística y el transporte después de sumar, prácticamente, 4.000 trabajadores a la seguridad social. Aunque el año empezó con una leve caída y febrero se mantuvo estable, los resultados positivos de los meses de marzo, abril y ahora de mayo, han llevado al sector a alcanzar los 995.696 afiliados, consolidando así el comportamiento de un sector resiliente en el último ejercicio a pesar de las derivadas de la pandemia. Si bien estos meses pasados los autónomos habían liderado las alzas, esta vez son los trabajadores del régimen general los que han experimentado un mayor aumento, al pasar de 715.512 personas afiliadas en abril a 718.902 en mayo. Tras más de un año de crisis, “se empiezan a ver señales de recuperación, no solo en el aumento del empleo, sino también respecto al número de empresas con asalariados”, que ha crecido en términos generales, tal y como advierten desde Randstad.

Como los meses anteriores, los expertos subrayan “la fortaleza y el buen comportamiento” de un sector que ha ganado más de 30.000 afiliados en términos interanuales, una tendencia que “continuará en junio si no hay nuevos brotes y sigue el ritmo de vacunación en nuestro país”, destacan desde Adecco. Por su parte, el director de Randstad Research, Valentín Bote, vaticina un mayor dinamismo en línea con la progresiva apertura de la hostelería, lo que está “relanzando determinados segmentos del transporte y la logística” para abastecer a dicha actividad clave de la economía española. “Esperamos ver que esta tendencia se consolida en los próximos meses y que sirva para reducir el número de trabajadores en ERTE en el sector, una situación que se puede mantener como consecuencia de la prórroga aprobada muy recientemente”. 

“Al comparar los datos con 2020, pueden parecer más sólidos de lo que realmente son”
Diego Barceló Investigador de Adecco Group Institute

Desde Adecco, sin embargo, sostienen que los datos registrados hasta mayo hay que tomarlos con cautela por el efecto de “base de comparación”, pues “en mayo de 2020 la economía continuaba casi paralizada por el confinamiento domiciliario”. Por tanto, las cifras de mayo “pueden pareces más sólidos de lo que realmente son”. De cara al futuro, el investigador de Adecco, Diego Barceló, prevé que la estacionalidad ligada al verano continuará siendo favorable, “por lo que se producirá una subida interanual” en la economía general.

30.000 AFILIADOS MÁS QUE EN 2020
La logística y el transporte han registrado, en total, una cifra de 995.696 afiliados en mayo, sumando 3.911 desde el mes de abril y más de 32.000 personas en términos interanuales. Se ha registrado un claro incremento en el régimen general, que ha sumado 3.390 personas hasta los 718.902 y más de 23.142 personas desde mayo de 2020. Los trabajadores autónomos suman 75 personas hasta situarse en los 214.818 afiliados, por lo que prácticamente mantienen sus cifras y aumentan en aproximadamente 10.000 personas en términos interanuales. Los trabajadores del régimen del mar suman 445 afiliados y son en mayo 61.976 trabajadores, si bien mantienen unas cifras similares a las del mismo mes del año anterior. 

Por segmentos y con ajuste estacional, el segmento postal y de correos experimenta las mayores bajadas (-1,91%) hasta las 94.797 personas, seguido del aéreo con un descenso del 1,78% hasta 33.629 afiliados. Experimenta un leve descenso el transporte terrestre y por tubería hasta los 595.274 trabajadores. En cambio, suben almacenamiento y marítimo hasta los 204.438 y 1.138 afiliados, respectivamente. 

CONTINÚA EL DESCENSO DE LOS ERTE A LAS PUERTAS DE OTRA PRÓRROGA
Siguiendo la tónica de abril, en el mes de mayo se reducen notablemente los trabajadores acogidos a Expediente de Regulación de Empleo Temporal (ERTE), al pasar de 39.570 afectados a 37.487. Una vez más, el transporte terrestre y por tubería, uno de los más afectados por los Expedientes de Regulación de Empleo Temporal, es el que más reduce sus trabajadores bajo esta figura, tanto por fuerza mayor, como por no fuerza mayor, como acogidos al Real Decreto del 30 de septiembre. En total, este segmento cuenta con más de mil personas menos en ERTE, al pasar de 14.455 a 13.445.

Desciende también el marítimo, con 953 personas en ERTE y con especial descenso en los trabajadores por no fuerza mayor. El aéreo pasa de los de 14.127 a 13.350 afectados, también destacando en los ERTE por no fuerza mayor, aunque con un descenso generalizado en todos los tipos. Suben ligeramente las personas en ERTE en el segmento de almacenamiento y actividades anexas, hasta alcanzar las 9.378 y, prácticamente, se mantienen los de actividades postales y de correos (361 frente a las 372 del mes pasado).

Los datos del ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones reflejan que 3.848 personas han terminado mayo en situación de ERTE por fuerza mayor, frente a las 4.267 del mes anterior. Por no fuerza mayor, se reduce hasta las 2.432 personas desde las 2.284. Los trabajadores en ERTE por Real Decreto del 30 de septiembre y sus posteriores prórrogas caen en mayo hasta las 31.207 frente a las 32.819 de abril. Aunque la última prórroga aprobada por el Gobierno terminaba su vigencia el lunes, el pasado 27 de mayo los agentes sociales llegaron a un acuerdo para alargar este mecanismo hasta el 30 de septiembre. Los firmantes del acuerdo (patronal, sindicatos y Gobierno) confían en que, lo largo del verano, se produzca una recuperación de la economía española ante el descenso de contagios y la recuperación de la movilidad. En todo caso, Valentín Bote (Randstad Research) hace hincapié en la importancia de los ERTE como medio de “supervivencia para las empresas y para el bienestar de los trabajadores”