22 de septiembre de 2021 | Actualizado 13:21

Valencia desarrolla una nueva versión de su Índice de Conectividad Portuaria

Los expertos han puesto de manifiesto la importancia de los índices de transporte marítimo para la toma de decisiones
La jornada ha analizado las herramientas estadísticas para el sector marítimo | Autoridad Portuaria de Valencia

La Autoridad Portuaria de Valencia y la Fundación Valenciaport están desarrollando una nueva versión de su Índice de Conectividad Portuaria basada en la metodología DEA (Data Envelopment Analysis). En la actualidad, se está en plena discusión metodológica sobre qué variables y cómo incluirlas en este índice. Así lo ha anunciado la directora de Inteligencia de Mercado de la Fundación, Amparo Mestre, durante el webinar sobre las herramientas para analizar el mercado organizado por ambas instituciones para presentar los últimos avances en herramientas estadísticas que están a disposición de la comunidad portuaria para facilitar la toma de decisiones, entre ellas el índice VCFI que mide los fletes de exportación desde el puerto de Valencia. En este sentido, el presidente de la institución portuaria, Aurelio Martínez, ha destacado que es fundamental “basarse en índices con una metodología muy elaborada y con datos objetivos de fuentes reconocidas, porque actualmente disponemos de excesiva opinión y poca información basada en datos objetivos”.

“Los indicadores son clave para identificar tendencias y tomar decisiones”
Aurelio Martínez Presidente de la Autoridad Portuaria de Valencia

Martínez ha destacado que es necesario “disponer de instrumentos de análisis para contemplar todas las variables y flujos del sector marítimo, clave en las relaciones internacionales”. “Estos indicadores”, ha añadido, “son clave para hacer comparaciones intersectoriales y sectoriales, identificar tendencias a largo plazo y, sobre todo, ayudar a la toma de decisiones”. En este sentido, el responsable de la división de Comercio y Logística de Unctad, Jan Hoffman, ha subrayado la importancia de estos índices “para conocer el perfil marítimo de cada país”. En el caso de España, “pone de relevancia el importante papel que juegan los puertos para el país”. Hoffman ha añadido que estos indicadores muestran “el crecimiento del tamaño de los buques en los últimos 15 años, sobre todo en el comercio entre Asia y Europa, o el actual récord histórico de los fletes que han crecido en los últimos momentos salvo en el momento del incidente del Ever Given“.

En este sentido, el responsable de Comercio y Logística de Unctad ha manifestado que, en su opinión, “los fletes continuarán altos durante los próximos meses” y ha argumentado que esto será así por cinco factores. El primero de ellos, “el impacto del Covid, que ha sido más importante de lo que pensábamos, ya que los contenedores pasan el 20% más de tiempo en el sistema que antes”. Hoffman también se ha referido al ciclo marítimo, “en el que los últimos años los fletes estaban muy bajos” y a la consolidación de las alianzas, “que aunque está prohibido acordar precios, manejan mejor la situación que hace 10 años”. La descarbonización ha sido el cuarto de los elementos que ha señalado Hoffman para que se mantengan los fletes altos y, por último, ha explicado que se necesitan “más buques para el mismo volumen” y que las nuevas tecnologías y los buques más grandes “permitirán una bajada de la demanda”. A largo plazo, el representante de Unctad ha apuntado que la “llegada de las energías renovables al transporte marítimo harán que el coste sea más bajo y los buques más rápidos”.

“Estamos llegando al límite del tamaño de los buques portacontenedores”
Jan Hoffman Jefe de la División de Logística y Comercio de la Unctad

El tamaño de los buques también ha sido abordado por Jan Hoffman que ha manifestado que quizá “estamos llegando al límite. Los portacontenedores más grandes de la actualidad son iguales que los petroleros más grandes y creo que estamos llegando al final de este ciclo”. En este sentido, el profesor Hercules Haralambides (Dalian Maritime University) ha destacado que los beneficios de los grandes buques “son sólo para las navieras, mientras que suponen un gran desafío para los puertos y las terminales”. Haralambides ha apuntado que, en la actualidad, “existe una gran competencia entre los puertos para desarrollar infraestructuras para atraer a estos grandes buques y el tráfico de transbordo, y creo que los puertos deberían colaborar más que competir”.