21 de septiembre de 2021 | Actualizado 6:29

La Marina Mercante retiene a un petrolero en Almería por una descarga ilícita de hidrocarburos

El buque se enfrenta a una posible sanción que puede ser una de las más altas impuestas por la dirección general de la Marina Mercante
El petrolero 'Aldán' en el puerto de Almería | Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana

La dirección general de la Marina Mercante del ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana (Mitma) mantiene retenido al petrolero de bandera liberiana ‘Aldan’ en el puerto de Almería desde la pasada madrugada. Esta orden se ha emitido después de que el pasado día 10 de junio fuese detectado, por el satélite de la Agencia Europea de Seguridad Marítima (EMSA) y el avión de Salvamento Marítimo, realizando una descarga ilegal de hidrocarburos a 147 millas al noroeste de La Palma, dentro de la Zona Económica Exclusiva de España. En el momento de ordenar al buque su entrada al enclave almeriense, navegaba al sur del Cabo de Gata rumbo hacia el interior del Mediterráneo.

La descarga ilícita ha generado una mancha de contaminación de unos 55 kilómetros cuadrados

La mencionada descarga ha generado una mancha de contaminación de unos 55 kilómetros cuadrados en el Atlántico, ha indicado el ministerio. La operación de retención ha comenzado a las 22:56 horas de ayer domingo 13 de junio, cuando el capitán marítimo de Almería ha ordenado al capitán del buque cambiar de rumbo para dirigirse a puerto. Para ello, ha señalado el departamento ministerial, se ha contado con la participación de un buque de la Armada Española y Salvamento Marítimo, que han supervisado en todo momento el cumplimiento de la orden.

El objetivo de la retención de este buque es asegurar la eficacia del procedimiento sancionador que abrirá la Capitanía Marítima de Almería por el episodio de contaminación. El ministerio ha indicado que los responsables de la embarcación “tendrán que depositar una importante fianza para hacer frente a la posible sanción, que puede ser una de las más altas impuestas por la dirección general de la Marina Mercante”.