29 de julio de 2021 | Actualizado 19:36

DSV potencia su oferta al ecommerce con centros en Barcelona y Corredor de Henares

Las dos aperturas supondrán la inversión de 80 millones de euros en dos años y comenzarán a operar entre finales de 2021 y mediados de 2022
Obras de construcción del almacén de Molins de Rei (Barcelona) | DSV Solutions

El operador logístico danés DSV ha anunciado la próxima apertura de dos nuevos espacios logísticos en España. Uno, de 36.000 metros cuadrados, se ubicará en Molins de Rei (Barcelona), en el que invertirá 35 millones de euros; y otro, ubicado en Cabanillas Park (Guadalajara), de 50.000 metros cuadrados y que ha contado con una inversión de 45 millones de euros. Las obras de construcción del primero están en proceso de finalización y la compañía espera que empiece a operar en noviembre de este mismo año. En el caso del segundo, las obras acaban de comenzar y abrirá en el tercer trimestre de 2022. En total, invertirá 80 millones de euros en dos años, tanto en las propias plantas como en la tecnología robotizada con la que funcionarán.

“Queremos entrar con la mayor fuerza posible en el sector del comercio electrónico”
Xavier Juncosa Director general de DSV Solutions España

Dicha tecnología se basa en el uso de la herramienta AutoStore, que permitirá automatizar las tareas de picking y packing de ambos almacenes, algo muy útil, según la compañía danesa, para las tareas del ecommerce, sector en el que se centrarán las funciones de las dos nuevas superficies. “Queremos entrar con la mayor fuerza posible en el sector del comercio electrónico, que actualmente nos supone una cuota del 15% y un crecimiento sostenido anual de otro 15%”, sostiene el director general de DSV Solutions España, Xavier Juncosa. Este sistema de robotización cuenta con 25.000 cestas de almacenaje de productos, 25 robots y ocho puertos de recogida que mecanizarán las tareas de comercio electrónico relacionadas con el sector retail, electrónica y hogar.

La plataforma de Molins de Rei contará con dos almacenes superpuestos, midiendo el superior unos 16.000 metros cuadrados y el inferior, unos 18.000 metros cuadrados que albergarán la zona automatizada con AutoStore. Esta construcción responde a la necesidad de aprovechamiento del suelo en la zona de Barcelona, según Juncosa. El nuevo centro se ubicará junto a la nave de cross-docking que la compañía ya posee en este área. El nuevo almacén contará con dos entradas independientes para que los camiones accedan simultáneamente al interior del edificio. Sus dos plantas cuentan con 15 metros de altura y con capacidad de hasta cinco toneladas de peso. Su ubicación la conecta con el puerto y el aeropuerto de Barcelona, así como con la AP-2 y la AP-7. Además, la nave cuenta con la certificación BREEAM Excelente y paneles solares fotovoltaicos.

332.000 metros cuadrados

DSV superará el próximo año los 330.000 metros cuadrados en centros logísticos en España

La edificación de Guadalajara será la quinta que DSV posee en esta zona. “Seguir invirtiendo en Cabanillas nos aporta muchas ventajas porque nos sentimos bienvenidos allí”, asegura Juncosa. Este edificio, a pocos kilómetros del aeropuerto de Madrid-Barajas, tendrá una sola planta de más de 12 metros de altura, 84 muelles de carga, cuatro rampas de acceso y diversas certificaciones medioambientales, así como puntos de carga para vehículos eléctricos.

Entre las dos superficies, DSV sumará 350 empleados más, aunque, según el director general de DSV Solutions España, “probablemente sean más”. Contando con estas nuevas aperturas, la empresa posee en España nueve centros logísticos que sumarán más de 330.000 metros cuadrados a partir del año que viene. Las futuras estrategias de DSV pasan por seguir reforzando el ecommerce B2C y robotizar sus almacenes. “De nuestra lista de 80 países, España está en el número 10, tanto en superficies de almacenaje como en estrategia y resultados. Aquí tenemos una capacidad de crecimiento que no tienen otros países”, concluye Juncosa.