26 de julio de 2021 | Actualizado 16:31

Las labores de remoción del barco accidentado en Castellón comienzan esta semana

Las empresas Ardentia Marine y Blue Tack llevarán a cabo los trabajos, que priorizarán la búsqueda del estibador desaparecido
El buque volcado en el puerto de Castellón | Autoridad Portuaria de Castellón

El presidente de la Autoridad Portuaria de Castellón, Rafa Simó, ha anunciado que las labores de remoción del buque accidentado en el enclave castellonense, el ‘Nazmiye Ana’, van a dar comienzo esta semana. En el día de ayer, se adjudicó la propuesta para realizar esta operación, que desarrollarán la compañía española Ardentia Marine y la holandesa Blue Tack. La primera fase del plan de remoción de la carga y el buque consistirá en el traslado del buque a otra zona del mismo muelle del Centenario para facilitar las labores de búsqueda del estibador desaparecido, “que ha sido y es la prioridad desde el principio para nosotros, y lo que priorizaba la propuesta seleccionada”, ha apuntado Rafa Simó.

La primera actuación será desplazar el barco para continuar la búsqueda del estibador con seguridad

En este sentido, el presidente de la institución portuaria ha indicado que el plan presentado por estas dos compañías “ha sido elegido, aparte de por priorizar la búsqueda de la persona desaparecida, por la inmediata movilización de recursos para la remoción del buque y de la carga”. Por su parte, el Capitán Marítimo de Castellón, Miguel Ángel Gómez, ha destacado que se trata de una operación “de ingeniería muy compleja”. Gómez ha apuntado que tras mover el buque “con seguridad”, se abordará la remoción del mismo en una segunda fase”. Ni el presidente de la Autoridad Portuaria de Castellón ni el Capitán Marítimo han querido aventurar plazos para esta operación de remoción del buque, dada su complejidad.

En cuanto a los recursos que se van a destinar a estas actuaciones, Rafa Simó ha subrayado que será “la propia operación la que marque los recursos que sean necesarios”. El director de Hispania P&I, James McKinnel, ha apuntado que los trabajos de búsqueda “se seguirán haciendo” y ha indicado que la remoción del buque “es un delicado proyecto de ingeniería que requiere de muchos medios, personal y expertos”. Por lo que respecta a las causas del accidente, tanto Rafa Simó como Miguel Ángel Gómez han apuntado que la investigación está abierta y ésta será la que determine las causas del suceso.