26 de julio de 2021 | Actualizado 16:31

Mango ampliará su hub logístico en Barcelona para afrontar el auge de la venta online

La multinacional textil prevé iniciar las operaciones de expedición en la nueva instalación durante el segundo semestre de 2022
Mango

El gigante textil Mango ampliará su centro logístico de Lliçà d’Amunt (Barcelona) con 90.000 metros cuadrados adicionales. Se trata de una actuación proyectada desde que se diseñó el complejo y que supondrá una inversión aproximada de 35 millones de euros. Desde la compañía han asegurado que las nuevas instalaciones les permitirán ahorrar un 25% en los costes de preparación desde el canal online y que, pese a la pandemia, mantendrán el calendario previsto. De esta forma, el centro alcanzará un total de 280.000 metros cuadrados, el equivalente a unos 40 campos de fútbol. “El incremento que estamos viviendo en el ecommerce confirma que proyectar esta ampliación fue acertado, puesto que nos facilitará automatizar ciertas tareas para poder dar salida al volumen previsto”, ha destacado el director general de Mango, Toni Ruiz. “Mantener las inversiones en proyectos estratégicos que nos permitan adelantarnos a las necesidades futuras y ser más competitivos es prioritario para la compañía”.

35 millones de euros

La ampliación supondrá una inversión aproximada de 35 millones de euros

La finalidad de la ampliación pasa por permitir al centro asumir el crecimiento de la logística del ecommerce, de forma que se puedan enviar los pedidos directamente al cliente final, así como dotar de mayor capacidad y agilidad a la zona de expediciones y apoyar las nuevas líneas de negocio de la marca. Asimismo, Mango prevé que la nueva instalación, que se dividirá en tres plantas, inicie las operaciones de expedición durante el segundo semestre de 2022, aunque el centro estará previsiblemente en pleno funcionamiento omnicanal en 2023. “Con la ampliación conseguiremos dotar al centro de un carácter totalmente omnicanal, aprovechando al máximo las instalaciones actuales y complementándolo con soluciones más específicas para el ecommerce”, ha añadido Toni Ruiz.

En concreto, la ampliación incluirá la incorporación de nuevos automatismos que complementen las funciones actuales del centro. Por ejemplo, la firma ha citado la instalación de un clasificador para secuenciar los pedidos y automatizar la gestión de devoluciones o los robots móviles autónomos destinados al movimiento interno del centro para proporcionar una mayor flexibilidad. Asimismo, se le sumará un clasificador para la gestión de expediciones. De esta forma, Mango aspira a aumentar su capacidad de gestión de prendas en hasta 10.000 unidades por hora, de forma que tratará un volumen total de 85.000 prendas por hora. Además, se instalarán placas fotovoltaicas en la cubierta del centro para aportar la energía necesaria que permita generar el agua caliente sanitaria, así como estaciones de carga para vehículos eléctricos. Por otra parte, también se podrá reaprovechar la totalidad de las aguas pluviales de la cubierta para aportar agua a la zona húmeda de Can Dunyó, situada en las proximidades.