26 de julio de 2021 | Actualizado 12:54

Monkey Markets crea una macrobase de datos de comercio español de alimentos con China

La aplicación actualiza cada 14 días información de fuentes públicas y privadas sobre todas las actividades de la cadena de suministro
Una de las puertas de acceso al puerto de Qingdao (China) | APM Terminals

La startup española Monkey Markets ha puesto en marcha la mayor plataforma del mundo que aglutina datos sobre exportación de alimentos y bebidas al mercado chino. Esta aplicación, de momento única en el sector según sus impulsores, reúne y actualiza cada 14 días y automáticamente cerca de 800.000 datos públicos y privados sobre actividades de aduanas, precios, importadores, exportadores, envasados y procedimientos logísticos filtrados por regiones y categorías de productos. El objetivo es agilizar y mejorar la toma de decisiones en el proceso de venta de alimentos a China e “impulsar las capacidades de exportación a ese país de las empresas españolas”.

La plataforma puede ofrecer información sobre qué modo de transporte se ha empleado para un producto

La principal motivación para escoger el mercado chino como foco de su atención es el contexto de oportunidad, especialmente en el foco de alimentación, que encuentran sus dos fundadores, Iago Sanmartín y Sebastian Wornham. “La calidad de nuestro producto gastronómico posiciona a España en una situación privilegiada en el extranjero, pero tan solo el 7% de nuestras exportaciones van dirigidas al gigante asiático”, explican. Ello se une a que “China necesita abastecerse de alimentación y bebidas y nosotros necesitamos exportar producto”. La ecuación es, a priori, sencilla, pero según Sanmartín y Wornham, las empresas necesitan ayuda y orientación a la hora de exportar a ese país.

La plataforma, puesta en marcha el pasado mes de mayo, ofrece datos desglosados de todos los pasos y actividades que implica la cadena de suministro del sector alimentario: desde la evolución de ventas hasta el nivel de competencia, pasando por precios, marcas y detalles logísticos sobre un producto, como si ha llegado por vía marítima o terrestre, así como el puerto por el que ha entrado y su destino final. “Podemos decir que, si algo es exportado a China, Monkey Markets lo sabe”, sintetizan los fundadores. La base de datos puede utilizarse para analizar cualquier producto y cuenta con información de 500.000 transacciones de 8.500 importadores que pueden filtrarse por las 23 provincias de China en base a un producto específico.

Monkey Markets recopila información burocrática para compensar la opacidad del mercado chino

INFORMACIÓN BUROCRÁTICA Y LEGAL RECOPILADA PARA EVITAR LA OPACIDAD
Monkey Markets funciona gracias a un software detrás del que trabajan actualmente cinco personas y que ha recibido una subvención pública de 75.000 euros de la Xunta de Galicia. Su funcionamiento se divide en varios pasos, correspondientes a etapas distintas del proceso exportador: visualización de mercado, comercialización y documentación, además de un apartado denominado China Training, donde se recopila información sobre los procesos burocráticos necesarios para lanzar un producto en el mercado chino, tradicionalmente opaco, y para la que la empresa cuenta con asesores expertos en distribución legal. Todo ello se nutre de datos provenientes de organismos públicos y empresas privadas. “El big data juega un papel fundamental en el desarrollo de nuestra plataforma, con una combinación de fuentes y algoritmos que nos permite ofrecer información actualizada cada 14 días”, explican desde la plataforma.

La herramienta permite conectar y agenda reuniones con importadores chinos a través de la web del ICEX

La tecnología de Monkey Markets permite escoger, en un primer paso, la categoría de producto y su valor en toneladas. Utilizando los filtros, la aplicación permite visualizar determinada información como el tipo de transporte más habitual para ciertas categorías de productos, calcular costes y analizar el precio medio de las mercancías o los formatos de venta más habituales en China. La herramienta también identifica la competencia entre países respecto a un producto y, una vez en la fase de comercialización, el usuario puede redirigirse a la web del ICEX a través de Monkey Markets para ver la lista de importadores chinos y agenda reuniones con ellos.

De momento, Monkey Markets está pensada para que sea utilizada por cualquier tipo de empresa, sin importar su tamaño, pero solo en España. “No obstante, a corto-medio plazo, tenemos la intención de ofrecer este servicio en otros países de Europa, pero siempre manteniendo el objetivo de exportar alimentación a China”, matizan.