29 de julio de 2021 | Actualizado 11:30

El buque accidentado en Castellón será izado al muelle del Centenario para su desguace

Para esta operación se necesitarán dos grúas de celosía de 600 toneladas cada una y una grúa telescópica de 500 toneladas
El desplazamiento del buque facilitará las tareas de búsqueda de la persona desaparecida | Autoridad Portuaria de Castellón

El plan de remoción del buque ‘Nazmiye Ana’, accidentado en el puerto de Castellón, prevé izarlo hasta el muelle del Centenario, donde será desguazado. La Autoridad Portuaria de Castellón ha indicado que para esta operación se precisará “de dos grúas de celosía de 600 toneladas cada una de ellas y una grúa telescópica de 500 toneladas”. La institución ha señalado que en la mañana de hoy han llegado al mencionado muelle parte de estos equipos para iniciar su montaje. Asimismo, se han preparado ya los repartidores de carga en el muelle para distribuir la carga generada por el peso del barco.

Las empresas encargadas de la remoción del buque lo han desplazado 150 metros lateralmente

También en la mañana de hoy las empresas encargadas del mencionado plan de remoción, la española Ardentia Marine y la holandesa Blue Tack, han desplazado lateralmente el buque 150 metros a lo largo del muelle del Centenario, con la finalidad de facilitar las tareas de búsqueda de la persona aún desaparecida. La institución portuaria ha indicado que, una vez finalizada esta operación, el grupo especial de Actividades Subacuáticas de la Guardia Civil ha comenzado ya los trabajos de inspección de la zona para encontrar al desaparecido. Esta operación de movimiento se ha llevado a cabo tras los trabajos previos realizados durante la semana pasada.

Los mismos han consistido en liberar al barco de los lastres que impedían su movimiento, como las bisagras de las escotillas y las antenas. Los buzos, ha señalado el puerto de Castellón, han precisado de lanzas térmicas para el corte de estos obstáculos y se han necesitado 4 días para desvincular estos objetos del buque. Para ello, se ha dispuesto además de un sensor de aceleración para monitorizar en todo momento el movimiento del buque y garantizar la seguridad de los equipos subacuáticos. Asimismo, se ha ampliado la zona de protección con barreras anticontaminación.