29 de julio de 2021 | Actualizado 11:00

Ikea apuesta por el ferrocarril para el transporte entre el puerto de Barcelona y Tarragona

El proyecto, desarrollado junto a Maersk, ha sido replicado en Italia entre Vado y el centro de distribución de la firma sueca en Piacenza
Maersk

La multinacional de venta de artículos para el hogar Ikea ha optado por trasvasar volúmenes del camión al ferrocarril entre el puerto de Barcelona y Tarragona. Esta solución intermodal, gestionada y operada por APM Railways y cuya tracción realiza GO Transport, permitirá reducir el 75% la huella de Ikea Supply Chain Operations en este flujo de transporte, ya que el volumen anual previsto para este servicio es de 10.000 contenedores, según ha indicado el grupo AP Möller Maersk. Antes de que el proyecto comenzara en septiembre de 2020, la ruta desde el puerto de Barcelona hasta el almacén de distribución de la compañía sueca en Valls (Tarragona), se realizaba completamente por camión. En la actualidad, el servicio consta de un tren diario, aunque Maersk ha subrayado que ha habido picos “en los que hemos llegado a realizar 10 trenes semanales”. El grupo danés ha señalado que para mejorar “tanto las operaciones como la seguridad en la terminal intermodal de Tarragona, estamos llevando a cabo junto a nuestro socio local Transportes Portuarios algunas obras de ingeniería y construcción por valor de cerca de 350.000 euros”.

10.000 contenedores

El flujo de contenedores previsto para este transporte es de 10.000 contenedores al año

En la actualidad, el tren transporta la mercancía desde el puerto de Barcelona hasta la terminal de Tarragona Mercaderies, separados por unos 100 kilómetros. Maersk ha indicado que el último trayecto de transporte, desde la terminal al centro de distribución de Ikea en Valls, 30 kilómetros, se sigue confiando al camión. Con esta operativa, Ikea Supply Chain Operations “está reduciendo su efecto invernadero en sus transportes de larga distancia en España en alrededor de 700 toneladas por año”, ha indicado el grupo danés. Esta solución personalizada para las operaciones de la cadena de suministro de Ikea en España ya se ha replicado en Italia, cambiando aproximadamente 2.000 contenedores de 40 pies de camión a ferrocarril para el flujo de transporte desde la terminal de APM Terminals en Vado hasta el centro de distribución de Ikea en Piacenza.

El director gerente del Área Sudoeste de Europa y Magreb de Maersk, Diego Perdones, ha afirmado que la iniciativa “se ha basado en aventurarnos en una mentalidad multicarrier”. Perdones ha añadido que se trata de “una historia real de colaboración y visión integradora que coloca a los clientes en el centro de lo que hacemos”. Por su parte, la gerente de Sostenibilidad de Ikea Supply Chain Solutions, Elisabeth Munck, ha señalado que el objetivo de la compañía sueca “es ser climáticamente positiva en 2030. Esto se traduce en reducir las emisiones de cada transporte que hacemos en un promedio del 70%”. Munck ha resaltado que la empresa “cree en una cartera diversificada de soluciones para descarbonizar el transporte” y ha subrayado que es “a través de colaboraciones innovadoras y asociaciones cercanas con nuestros proveedores de servicios, como Maersk, que podemos dar los pasos necesarios para alcanzar nuestro objetivo”.