22 de septiembre de 2021 | Actualizado 17:03

Los transitarios confían en la recuperación de la actividad a pesar de los fletes y el Brexit

Transport Intelligence prevé una tasa de crecimiento del 4,5% para la actividad transitaria marítima y del 5,4% en la aérea hasta el año 2025
MSC Terminal Valencia / Generalitat Valenciana

El negocio de las empresas transitarias se está asentando en su fase de recuperación tras las contracciones registradas durante el pasado ejercicio 2020. Así lo ha señalado la consultora británica Transport Intelligence en su último informe, en el que destaca que el mercado global de esta actividad “se espera que se recupere con fuerza con un crecimiento del 11,6% en 2021 y una tasa compuesta anual del 5% entre 2020 y 2025”. En este sentido, el presidente de la federación española de empresas transitarias (Feteia-Oltra), Enric Ticó, ha señalado que durante 2021 “estamos experimentando una recuperación de la actividad, que cada vez se va acercando más a los niveles previos a la pandemia”. Ticó vaticina que, durante lo que resta de año, “los niveles de actividad sigan creciendo, pues así lo muestran los indicadores”. “Por otra parte”, ha añadido, “algunas cuestiones que pudieron lastrar al sector más allá del coronavirus, como el Brexit, en particular los altos niveles de estocaje en los primeros meses que rebajaron el nivel de actividad, se van superando”.

“La recuperación está siendo irregular y existen factores que la ponen en riesgo”
Enric Ticó Presidente de Feteia-Oltra

El presidente de la organización de transitarios ha puntualizado que se debe tener en cuenta “que la recuperación está siendo irregular y que existen factores que la ponen en riesgo”. Entre ellos, ha citado el estado de los fletes marítimos. En este sentido, Transport Intelligence sostiene que las altas “tarifas presentan un mercado desafiante para los cargadores y oportunidades para que los transitarios aseguren altos márgenes”. Enric Ticó también ha incluido entre estos factores de riesgo “que dentro de pocos meses entrarán en vigor las nuevas fases del Brexit, con los controles a la importación en Reino Unido“. La situación económica también preocupa al dirigente de Feteia-Oltra, ya que ha señalado que ciertos expertos “alertan del riesgo de que la economía experimente un rebote para una posterior caída”. Por ello, ha añadido, “necesitamos de estímulos y ayudas que aseguren la supervivencia del sector”.

LA CARGA MARÍTIMA CONTINUARÁ LA RECUPERACIÓN INICIADA EN 2020
Por lo que respecta a los servicios do transporte marítima, Transport Intelligence ha previsto un crecimiento del 7,6% en 2021 y una tasa compuesta anual del 4,5% hasta el año 2025. La consultora ha señalado que el crecimiento durante este ejercicio “se verá impulsado en gran medida por la recuperación de los volúmenes, particularmente en el segundo trimestre de 2021 con respecto al mismo periodo de 2020”. En cuanto al incremento hasta 2025, estará impulsado “por la recuperación en curso de los volúmenes, los cambios modales del modo aéreo al marítimo y por los nuevos acuerdos de comercio”. Los altos fletes y las limitaciones de capacidad han permitido que, en el año 2020, los 20 principales transitarios mantuvieran, en general, sus ingresos, a pesar de que han transportado el 7,5% menos de contenedores que en 2019, ha indicado Transport Intelligence.

La carga marítima continuará la recuperación de sus volúmenes iniciada en el segundo semestre de 2020

“El transporte marítimo es claramente el que se encuentra en una situación de mayor tensión”, ha afirmado Enric Ticó. “Al elevado precio de los fletes, se une la falta de contenedores, rutas y las continuas cancelaciones”, ha enumerado. Todo esto provoca “que los niveles de confiabilidad de los clientes se encuentren en mínimos históricos y no parece que la situación vaya a mejorar a corto plazo”. Según Enric Ticó, la sensación “es que tendremos que convivir con estas dificultades para garantizar el correcto funcionamiento de la cadena logística y evitar desabastecimientos”.

El ECOMMERCE IMPULSARÁ EL CRECIMIENTO DE LA CARGA AÉREA
Las previsiones de Transport Intelligence sitúan el crecimiento de la carga aérea en el 14,9% para el año 2021 y una tasa compuesta anual de crecimiento del 5,4% hasta 2025. De nuevo, como en el caso del marítimo, la firma especializada en consultoría del transporte y la cadena de suministro ha señalado la recuperación de los volúmenes y los altos fletes como impulsos para el crecimiento durante este ejercicio. Por lo que respecta a la evolución hasta 2025, se fundamentará en la recuperación del comercio mundial y un fuerte crecimiento en los sectores intensivos en transporte aéreo como la alta tecnología, los productos farmacéuticos y el comercio electrónico transfronterizo.

Transport Intelligence ha resaltado en su informe que en medio “de toda la disrupción en el mercado de carga aérea, los 20 principales transitarios han incrementado su participación en los volúmenes totales, del 65% en 2019 al 74,8% en 2020”. “Los 20 más importantes”, ha añadido, “aumentaron los volúmenes de carga aérea gestionados, a pesar de que los volúmenes de mercado han caído el 12,5% en 2020”. En este sentido, el jefe de Investigación de Transport Intelligence, Nick Bailey, ha afirmado que, aunque “el mercado ha experimentado una de las contracciones más agudas en la memoria reciente en términos reales, los altos fletes han dado como resultado un rendimiento récord para muchos transitarios”.

La desaparición de las restricciones a la movilidad de personas ayudará a la recuperación de la carga aérea

Por su parte, Enric Ticó ha destacado que la paulatina “desaparición de las restricciones a la movilidad de personas ayudará a la recuperación de los niveles previos a la pandemia de la normalidad en la carga aérea”. “La recuperación de espacios en bodega”, ha continuado, “debería aumentar la oferta y situarla en concordancia con la demanda actual”. Sin embargo, el presidente de la federación española de transitarios ha puntualizado que es “evidente que la pandemia ha modificado los patrones de consumo de la población, con un crecimiento exponencial del comercio electrónico”. Este crecimiento, ha subrayado Enric Ticó, “ha sido atendido por los operadores logísticos con más vuelos cargueros, por lo que no puede descartarse que esta tendencia se mantenga a futuro, pues no parece que el comercio electrónico sufra una caída a corto plazo”.

DIGITALIZACIÓN Y FUSIONES, CLAVES PARA EL FUTURO DEL SECTOR
El informe de Transport Intelligence identifica algunas tendencias en el ámbito de las empresas transitarias, ligadas a la digitalización y las fusiones de sus actores. Según sostiene el estudio, están compitiendo cada vez más con grupos “establecidos con un conjunto completo de servicios de valor agregado de extremo a extremo y adquiriendo activos clave, respaldados por su base tecnológica”. La compañía ha recordado que las últimas “noticias del mercado de consolidación entre los principales actores corroboran nuestra opinión de que es probable que veamos una mayor actividad de fusiones y adquisiciones entre los transitarios”. La consultora ha destacado también que es probable “que veamos una considerable actividad de fusiones y adquisiciones que involucre a los actores digitales y de software que compiten por capturar el crecimiento de la digitalización en el mercado”. En este sentido, Nick Bailey ha afirmado que la pandemia “ha acelerado los esfuerzos de digitalización en todo el mercado, ya que la velocidad, agilidad y la capacidad de respuesta han demostrado ser capacidades muy valiosas durante la crisis”.

Los actores digitales se involucrarán en los procesos de fusiones y adquisiciones entre compañías del sector

“Los transitarios estamos inmersos en esta profunda transformación que está suponiendo la digitalización”, ha afirmado Enric Ticó. “Somos un sector que ya hace gran parte del trabajo por medios electrónicos, por lo que ya tenemos buena parte del camino andado”. Sin embargo, el presidente de Feteia-Oltra ha indicado que el Reglamento EFTI (Información Electrónica sobre el Transporte de Mercancías) “supone una nueva vuelta de tuerca que obligará a todos los operadores a subirse al tren de la digitalización y estar en una misma posición”.