22 de septiembre de 2021 | Actualizado 13:21

Baleària incorpora el ‘Martín i Soler’ a la ruta Barcelona-Ibiza tras su remotorización

La operación de retrofit se ha llevado a cabo en Portugal y permitirá reducir el 85% las emisiones NOx y el 30% las de CO2
Ferry 'Martín i Soler' | Baleària

La naviera Baleària añade el octavo buque de su flota propulsado a gas natural, el ‘Martín i Soler’. En esta caso, realizará la ruta Barcelona-Ibiza (Baleares). La operación de retrofit para que el ferry opere a gas natural licuado (GNL) se ha llevado a cabo en los astilleros de West Sea de Viana do Castelo, en Portugal, en un buque que cuenta con una eslora de 165 metros y una capacidad para 1.200 pasajeros y 560 coches. Según los datos de la compañía marítima, ‘Martín i Soler’ dejará de emitir anualmente 885 toneladas de gases NOx (-85%) y unas 9.200 toneladas de CO2 (-30%). Es decir, el equivalente a las emisiones de 6.000 coches o a plantar unos 18.000 árboles.

El ‘Martín i Soler’ está equipado con sensores para monitorizar el consumo de combustible y las emisiones

En concreto, se han convertido los motores del buque, de la marca MAN, a motores duales que también pueden utilizar diésel. Además, se le ha instalado un tanque de almacenamiento de GNL en una de sus cubiertas interiores, que le permite disponer de una autonomía de más de 1.000 millas náuticas. Por otra parte, se ha equipado con sensores para monitorizar el consumo de combustible y las emisiones en tiempo real, elemento que Baleària ya ha incorporado a otros buques de su flota.

En este sentido, la naviera forma parte del proyecto Green and Connected Ports de la Unión Europea. “Se trata de la primera fase del proyecto de una futura torre de control de la flota que permitirá gestionar de forma más eficiente las operaciones y los buques desde distintas vertientes, como la seguridad, el mantenimiento preventivo de los equipos y la eficiencia comercial”, han destacado desde Baleària. Con la nueva remotorización, restará solo el retrofit del buque ‘Hedy Lamarr’ para completar el plan de flotas a gas de la naviera, que en total consta de tres nuevas construcciones y cinco remotorizaciones. Parte de la financiación del proyecto proviene de fondos CEF de la Unión Europea.