22 de septiembre de 2021 | Actualizado 17:03

La Zona Franca de Cádiz reduce deuda y pone rumbo a una nueva fase de desarrollo

El complejo gaditano se encuentra inmerso en un plan de relanzamiento para potenciar su actividad y ofrecer soluciones al tejido empresarial
Zona Franca de Cádiz

El informe de gestión de la Zona Franca de Cádiz ha arrojado resultados alentadores para la entidad. Hasta junio de 2021, ha reducido el 6% su deuda bancaria, lo que se traduce en más de 5,7 millones de euros. De ellos, 4,5 millones corresponden a la cancelación del préstamo hipotecario que había permitido la operación de compra de terrenos destinados a un parque comercial. Los otros 1,25 millones corresponden a la amortización del resto de préstamos. Según la Zona Franca de Cádiz, esta reducción de cantidades adeudadas a los bancos supone un “importante paso en la ordenación del principal lastre de gestión, como es la deuda heredada de anteriores gestiones” y demuestra “por primera vez en 15 años que la institución es viable”.

El acuerdo alcanzado recientemente con Ten Brinke permitía la escritura de la propiedad para este grupo especializado en el desarrollo de parques comerciales a cambio de 7,5 millones de euros, de los que 4,5 se entregaban en líquido para la cancelación del préstamo bancario y los restantes, en una parcela con usos hoteleros que permitiera su desarrollo posterior y que tienen que entregar al finalizar la urbanización. Esto ha permitido la cancelación de una importante cantidad de lo adeudado a las entidades bancarias y el saneamiento del endeudamiento global, uniéndose a otras medidas emprendidas en esta misma línea como la refinanciación de la deuda Reindus.

La estrategia de saneamiento de la zona franca pasa por el impulso comercial y reestructurar áreas internas

La nueva gestión del Consorcio de la Zona Franca de Cádiz se enmarca dentro de la estrategia de saneamiento de las cuentas emprendida con vistas a garantizar la rentabilidad del ente. Dicha estrategia pasa por un plan de viabilidad que se ha puesto en marcha para equilibrar la situación financiera y la actividad de la Zona Franca de Cádiz y su aplicación, según fuentes de la entidad, ha sido ágil “para que los resultados empiecen a hacerse notar y se puedan ver reflejados en las cuentas de este 2021 y en la actividad económica de toda la zona”. Entre estas medidas se contemplan el impulso comercial, la reestructuración del área de Promoción Empresarial y Comercio Exterior y la refinanciación de las deudas Reindus y la reducción de las deudas bancarias.

Meses atrás, la zona franca gaditana consiguió un ahorro de 1,4 millones de euros tras lograr la reestructuración de una primera fase de la deuda Reindus, a lo que se sumó después la reestructuración de toda su deuda, reduciéndola en casi 12 millones de euros. “Con estas dos operaciones, se han eliminado los problemas de tesorería que se habían planteado para este ejercicio y que comprometían el normal funcionamiento de la entidad, al conseguir una moratoria en el abono de las cantidades adeudadas, además de la reducción de los intereses vinculados a la operación”, explican desde la institución.