27 de julio de 2021 | Actualizado 6:18

Adif experimenta la posibilidad de pintar de blanco los carriles para evitar deformaciones

Esta técnica se encuentra a prueba en un tramo de Albacete, pero si el resultado es positivo, se valorará usarla en toda la red
Carriles pintados de blanco en la provincia de Albacete | Adif

El administrador de infraestructuras ferroviarias Adif está experimentando y evaluando la viabilidad y eficacia de aplicar un producto aislante en los carriles que protege de los efectos de la radiación solar y podría reducir el riesgo de deformaciones y descarrilamientos. Con esta técnica, los tramos de carril se teñirían de un “llamativo color blanco” tal y como ha explicado la empresa pública en un comunicado, “lo que contrasta con el habitual tono oscuro de este elemento de la infraestructura ferroviaria”. 

Este material de composición específica es de color blanco, lo que contribuiría a “reducir la temperatura que puede alcanzar el carril cuando se registren episodios de temperaturas extremadamente altas y, por lo tanto, evitar el denominado pandeo (deformación que sufre un carril tendido en la vía cuando se somete a tensiones elevadas, que pueden ser causadas por temperaturas muy altas)”. Es un fenómeno que, por tanto, puede constituir un riesgo de posibles descarrilamientos de las circulaciones ferroviarias, ha recordado Adif.

Se trata de una solución y un producto que ya se está probando en otros países europeos

Para comprobar la viabilidad de esta solución, los técnicos lo están aplicando el producto en un tramo de línea convencional en la provincia de Albacete (entre Pozo Cañada y Navajuelos en la línea Chinchilla de Montearagón y Cartagena). Posteriormente, se realizarán mediciones durante tres semanas de diversos aspectos como las características meteorológicas de la zona o si hay diferencia de temperatura entre estos carriles y los convencionales gracias a sondas, anemómetros e higrómetros.

“En caso de que los resultados de estas pruebas sean satisfactorios, Adif sopesará sumar esta técnica a las distintas medidas con que ya cuenta para atajar el pandeo y sus eventuales riesgos”, explica el administrador ferroviaria. Se trata de una técnica y un producto que ya se está probando en otros países europeos, entre ellos Suiza, por parte de sus correspondientes administraciones ferroviarios.