30 de julio de 2021 | Actualizado 11:45

Still lanza una nueva carretilla diseñada para trabajar en espacios altos y estrechos

Permite almacenar mercancía a casi 14 metros de altura con tecnología que evita la rotura o la caída de la misma
Still

La compañía de intralogística Still ha lanzado una nueva carretilla para pasillos estrechos ideada para operaciones de hombre abajo y con estabilización de carga activa para prevenir daños por colisión, rotura de mercancías o caídas a grandes alturas. Este vehículo, denominado NXV, permite almacenar a una altura de hasta 13,8 metros gracias a una cámara en la horquilla para facilitar la visión de las estanterías. 

La NXV cuenta con estabilización de carga y cámara en la horquilla para facilitar el almacenamiento

A la hora de alzar la carga, cuenta con un láser de líneas cruzadas “que facilita el posicionamiento seguro e inmediato de las horquillas en medio del portacargas y a la altura correcta”, destaca el fabricante. “La horquilla con cabeza de torreta giratoria es adecuada para recoger casi cualquier palé y permite la transferencia del portacargas al sistema transportador”, explica. Las pequeñas dimensiones del vehículo permiten aprovechar el espacio de un almacén y recoger los palets de forma suave y silenciosa a la derecha e izquierda del pasillo sin tener que girar la NXV. El fabricante también subraya la mejora que supone el ciclo automático de la horquilla, es decir, la extensión, descenso y retracción automáticos con solo pulsar un botón.

Además, este equipo cuenta con asiendo de conductor ergonómico con tecnología basculante y una amplia plataforma que permite adaptar todos los elementos de mando, por lo que Still define el vehículo como “especialmente cómodo y con extraordinaria visibilidad”. La incorporación del mando de control Joystick 4Plus permite manejarlo con suavidad y a un “aumento significativo del rendimiento”.

A nivel digital, cuenta con una interfaz de navegación que comunica la NXV con el sistema de gestión de almacén para conseguir unificar los procesos. “Cuando el conductor recibe una orden de transporte, la carretilla sabe cuál es la siguiente ubicación de almacenamiento para acercarse a la estantería. De este modo, la carretilla elevadora encuentra su camino fácilmente entre las estanterías del almacén, eliminando la posibilidad de recuperaciones incorrectas”, explica Still.