27 de julio de 2021 | Actualizado 6:18

Adif licita la remodelación de los accesos y la estación de la terminal de Vicálvaro

La subfase 1B tiene un presupuesto de licitación de 41,7 millones de euros y un plazo de ejecución de 30 meses
Pixabay (Antonio García Prats)

El gestor de infraestructuras ferroviarias Adif ha licitado las obras de la subfase 1B del proyecto constructivo de remodelación de la terminal ferroviaria de mercancías de Madrid-Vicálvaro. El objeto fundamental de esta actuación es continuar con la remodelación de la estación, de modo que en el posterior proyecto de la subfase 1C pueda ejecutarse el nuevo módulo intermodal sin que sea necesario realizar actuaciones adicionales, ha señalado el gestor público. El pliego de prescripciones técnicas de la licitación explica que en esta subfase 1B “se realizan actuaciones en los accesos a la terminal, adaptando sus pendientes a la longitud de los trenes que accederán a la instalación y se actúa también en la configuración de las vías generales del entorno de la estación”. El valor estimado de este contrato es de algo más de 41,7 millones de euros y el plazo de ejecución del mismo es de 30 meses. Una vez finalizada por completo la ampliación de la terminal de Vicálvaro, parte de la actividad que ahora se desarrolla en Abroñigal se trasladará a esta instalación.

Por lo que respecta a las actuaciones en los accesos a la terminal, desde Alcalá de Henares/Barcelona cuenta actualmente con rampas superiores a las 21 milésimas. El pliego señala que las actuaciones propuestas en este acceso “mantienen la configuración funcional existente, pero se ha propuesto disminuir la rampa característica del tramo”. Adif ha indicado que en toda la línea desde Barcelona hasta Madrid, las rampas más elevadas se encuentran en el entorno de Zaragoza, con un valor de 17 milésimas. “Por este motivo”, ha indicado el pliego, “la solución adoptada en el acceso a la estación consiste en uniformizar la pendiente en el tramo, dejándolo con esas mismas 17 milésimas de rampa característica entre la actual travesía 221 y el aparato de conexión con la vía general O´Donnell-San Fernando”.

Los accesos a la terminal se adecuarán a las rampas características de las líneas con Barcelona, Levante y Andalucía

Por lo que respecta al acceso desde Chamartín, el pliego de prescripciones técnicas ha indicado que el acceso carretero a la nueva terminal intermodal, que se llevará a cabo en el posterior proyecto de la subfase 1C, se ha previsto desde la carretera M-214, que bordea la estación actual por su lateral oeste. “Con el fin de facilitar el acceso de los camiones a la estación”, subraya el documento, “se ha previsto desviar la vía general y la vía de contorno que actualmente discurren bordeando la estación por el oeste de la misma, evitando así la ejecución de un paso a distinto nivel entre el acceso carretero y las vías”. Para ello, en la subfase 1B se modifica la configuración de la conexión actual en la salida hacia Chamartín. De este modo, la vía general que actualmente discurre por el oeste del haz norte y de toda la estación, pasa a discurrir al este del haz norte, y posteriormente por la zona central de la estación.

La salida desde la terminal hacia Vicálvaro Cercanías, es decir, la salida desde el haz sur en dirección sur, presenta actualmente un tramo con una rampa que alcanza las 26 milésimas, seguido por otro con 17 milésimas. El pliego señala que, una vez se ejecute el nuevo haz intermodal en el futuro proyecto de la subfase 1C, está previsto que accedan a la terminal trenes de 750 metros de longitud, que pueden tener un mayor peso que los actuales. El documento ha indicado que la rampa característica máxima en los trayectos desde Madrid hacia Levante o Andalucía es de 13 milésimas. “Por tanto”, ha indicado Adif, “la rampa más condicionante es la existente a la salida de la terminal”. En este proyecto de la subfase 1B se prevé la modificación de la rampa de salida desde el haz sur de la terminal a Vicálvaro Cercanías, dejándola configurada con las 13 milésimas de rampa máxima que presenta la línea.

Las actuaciones en los accesos obligarán a modificar los haces de vías existentes en la terminal de Vicálvaro

En lo referente a las actuaciones en la terminal, la modificación de la configuración funcional de la estación, debida a las actuaciones en los accesos que se han descrito, hace preciso llevar a cabo una serie de actuaciones para completar la remodelación de la misma. Tras estas, el haz sur quedará compuesto por doce vías, agrupadas en tres bloques. El primero de ellos cuenta con cuatro vías, todas ellas con más de 750 metros de longitud útil. El segundo también dispondrá de cuatro vías con longitudes superiores a 700 metros y el tercero, también con 4 vías, dispondrá de longitudes superiores a los 620 metros, todas ellas electrificadas.

El haz central mantendrá cuatro vías para estacionamiento en fondo de saco y con acceso desde su cabecera norte. Quedarán también en servicio dos vías correspondientes a la playa de carga y descarga actual. Por lo que se refiere al haz norte, compuesto por 10 vías, modificará su cabecera sur, dejándola preparada para su conexión con el haz intermodal a ejecutar en el proyecto posterior de la subfase 1C. En el presente proyecto de la subfase 1B, se ha previsto la electrificación de las dos vías que actualmente no lo están. La longitud útil de las 10 vías del haz, una vez remodelado, oscila entre los 550 metros y los 620 metros.