27 de julio de 2021 | Actualizado 6:18

Correos se ve obligado a ajustar los costes para contener las pérdidas

Ha cerrado el primer semestre con beneficios, pero mantiene su pronóstico de cerrar el ejercicio con unas pérdidas de 70 millones de euros
Correos

La compañía pública Correos ha cerrado el primer semestre del año con un beneficio consolidado de 1,8 millones de euros, en tanto que los ingresos han crecido el 20,6% hasta alcanzar los 1.163 millones de euros. Estos datos mantienen a la empresa en la senda positiva del primer trimestre, si bien no permite que el grupo descarte los pronósticos que apuntan a unas pérdidas de 70 millones de euros durante este ejercicio 2021.

El 2020 supuso para Correos unas pérdidas de 130,5 millones de euros en la primera mitad del ejercicio, principalmente debido al desplome postal, que supone el 65% de los ingresos de la compañía. En este primer semestre de 2021, registra un crecimiento en los ingresos de explotación del 20,6% y un crecimiento de gastos de explotación de tan solo el 1,6%. Correos explica en un comunicado que esto es resultado de “la estrategia implementada para adaptar el modelo de la compañía a la nueva situación, ajustando los costes de producción e incrementando los ingresos por la nueva política de precios”.

También la paquetería sigue impulsando los resultados, con un incremento de ingresos del 25%. Correos ha enviado 135 millones de paquetes en los seis primeros meses del año, el 12,6% más que en el mismo periodo del año pasado. Por su parte, Correos Express ha incrementado su importe neto de la cifra de negocio el 10%, continuando la tendencia al alza de la filial desde 2019. La cifra de negocios del grupo se ha incrementado el 24,4% con respecto a la primera mitad de 2020, superando los 1.106 millones de euros.

OPTIMIZAR LA PAQUETERÍA
Las inversiones del grupo Correos comprometidas durante la primera mitad del año han ascendido a 88,5 millones de euros, lo que supone el 66% del presupuesto total destinado a este año. Esta inversión se ha destinado a la adaptación y reforma de oficinas y centros de tratamiento y en adquisición de máquinas de clasificación de paquetería “encaminadas a aumentar las capacidades”. El grupo destaca, dentro de este importe global, las inversiones en el nuevo centro de tratamiento internacional en el Aeropuerto de Madrid-Barajas, Rampa 7, con una inversión para ejecutar en este ejercicio de 16,5 millones de euros.