27 de julio de 2021 | Actualizado 6:18

Volkswagen suma buques a GNL para mejorar la sostenibilidad de sus operaciones

Los nuevos barcos operarán a partir de 2023 entre Alemania y México para el transporte de vehículos nuevos hasta Europa
Volkswagen

El brazo logístico del fabricante de automoción Volkswagen ha encargado cuatro buques adicionales con motores de combustible dual de bajas emisiones que pueden funcionar con Gas Natural licuado (GNL) para su incorporación a finales de 2023. Estas embarcaciones se unirán a la entrada en servicio de los dos primeros buques portavehículos (car carrier) a GNL en 2020, de tal forma que seis de los nueve barcos que cruzan el Altántico para Volkswagen funcionarán con gas natural. Estos buques operarán en la ruta norteamericana entre Emden (Alemania) y Veracruz (México). En el viaje de vuelta, transportarán vehículos nuevos destinados a Europa.

El GNL permite erradicar las emisiones de azufre y reducir en el 90% las de nitrógeno y hollín

El empleo de GNL permitirá a Volkswagen reducir el 25% las emisiones de CO2 de los barcos. “La flota GNL empleada supone una importante contribución al esfuerzo por conseguir que Volkswagen sea neutro en carbono de aquí a 2050”, ha comentado el director de Volkswagen Group Logistics, Simon Motter. La compañía ha firmado acuerdos exclusivos a largo plazo con las navieras Wallenius Marine y SFL Corporation para el uso de esos cuatro buques, que están siendo construidos en China con capacidades para unos 4.400 vehículos. Los barcos estarán propulsados por motores de 13.300 kW de MAN Energy Solutions, que pueden viajar a velocidades de entre 28 y 30 kilómetros por hora.

Los nuevos barcos también podrán acondicionarse con celdas de batería para lograr reducir el consumo de carburante en una medida mayor. Los buques de GNL tendrán tomas de conexión a puerto, lo que les permitirá eliminar todas las emisiones locales en infraestructuras que dispongan de estas instalaciones. Según la compañía de automoción, el GNL también reduce las emisiones de nitrógeno en el 30%, las partículas de hollín en hasta el 60% y el azufre de forma total. “Los nuevos buques también permitirán usar combustibles no fósiles en el futuro, reduciendo aún más las emisiones de CO2. Nuestro objetivo es conseguir que todas nuestras operaciones de transporte -por mar, carretera y ferrocarril- sean respetuosas con el medioambiente”, ha matizado Motter. 

En Alemania, el grupo ya usa electricidad verde en el transporte por ferrocarril y está en proceso de ampliarlo a toda Europa. Los dos buques con los que el grupo operaba desde 2020 funcionan a partir de residuos vegetales de la industria alimentaria, lo que ha contribuido a reducir el 85% de las emisiones. Cada año, Volkswagen Group Logistics organiza 7.700 salidas de barcos en todo el mundo, en los que envía 2,8 millones de coches nuevos.