29 de julio de 2021 | Actualizado 6:07

Brittany Ferries retoma la ruta entre los puertos de Bilbao y Portsmouth

El servicio se reinicia, tras ocho meses de parada por la pandemia, con tres escalas semanales en el enclave vasco
El 'Cap Finistère' operando en Bilbao | Autoridad Portuaria de Bilbao

El ferry ‘Cap Finistère’ de Brittany Ferries retoma este martes su ruta entre le puerto de Bilbao y el de Portsmouth (Reino Unido) con tres conexiones por semana tras ocho meses sin servicio. Desde hace una década, ha recordado la Autoridad Portuaria de Bilbao, este buque da servicio en el enclave vasco tanto a carga rodada como a pasajeros, y solo este año ha tenido un parón tan largo debido a la pandemia. El presidente de la institución portuaria, Ricardo Barkala, ha valorado el “enorme esfuerzo que ha realizado Brittany Ferries por mantener sus rutas de carga durante la pandemia”, así como el hecho de que cuando ha sido posible “ha retomado este importante servicio con Portsmouth”. Barkala ha recordado que este año “es especialmente complicado por la crisis económica y por el Brexit, que nos obligará a extremar los controles a la llegada”.

La naviera mantiene servicios desde el puerto de Bilbao a Rosslare (Irlanda) y Poole (Reino Unido)

La naviera cuenta, además, con conexiones para carga y pasajeros con Rosslare, en Irlanda, y la exclusiva de carga que conecta con el puerto de Poole, al sur de Inglaterra. El director en España de Britanny Ferries, Roberto Castilla, ha afirmado que es “reconfortante ver de nuevo el ‘Cap Finistère’ de vuelta en el puerto de Bilbao”. “El tráfico de mercancías con Reino Unido a través de Bilbao supone el fortalecimiento de nuestros servicios ro-pax, con tres escalas semanales, que tendrán lugar los martes, los viernes y los domingos”, ha añadido. Castilla ha subrayado que Britanny Ferries “trabaja para afrontar un futuro con seguridad para mantener la conectividad entre los puertos de Bilbao y Portsmouth”.

La Autoridad Portuaria de Bilbao ha señalado que Brittany Ferries conectará estos dos enclaves a comienzos de 2022 con el buque ‘Salamanca’, el primero de la naviera que navegue a Gas Natural Licuado (GNL). Sus 215 metros de eslora lo convertirán en el más largo de la flota y podrá transportar hasta 2.714 metros lineales de vehículos de pasaje y camiones. La institución ha señalado que supone “un importante ahorro en el consumo de combustible y en las emisiones”, al tiempo que promete “una mejora del 10% en la capacidad de pasajeros y un incremento del 28% en el espacio de carga”. A este ferry, se le unirá en 2023 el ‘Santoña’. Para preparar la llegada de estos buques, ya se han llevado a cabo varias pruebas conjuntas, la autoridad portuaria está realizando obras de acondicionamiento en el atraque y Repsol construye una gasinera para el abastecimiento de GNL.