26 de septiembre de 2021 | Actualizado 8:20

El puerto de Valencia propone lanzaderas ferroviarias para contenedores desde Ribarroja

El enclave valenciano y las empresas del área logística de Ribarroja plantean la creación de un apeadero de contenedores en la zona
Aurelio Martínez en su intervención ante los empresarios de Ribarroja | Autoridad Portuaria de Valencia

El presidente de la Autoridad Portuaria de Valencia, Aurelio Martínez, y la Asociación Empresarial Polígonos Ribarroja A-3 (Rib A3) han planteado la posibilidad de crear un apeadero de contenedores en esta área logística para crear un servicio de lanzaderas por ferrocarril directamente hasta el recinto portuario. Se ha barajado “aprovechar una antigua vía de tren que conectaba con Cuenca y que se podría reutilizar para este transporte”, ha reconocido Aurelio Martínez. La institución portuaria valenciana ha subrayado que proyectos de este tipo “requieren, en primer lugar, de voluntad política y, después, de una importante bolsa de suelo para construir la infraestructura necesaria en el punto de origen”. Tanto las empresas como Rib A3 se han puesto a disposición de la autoridad portuaria para respaldar este u otro tipo de proyectos similares con los mismos objetivos: mejora de la eficiencia y reducción de impacto ambiental.

El proyecto podría aprovechar una antigua vía de tren que conectaba con Cuenca

Esta iniciativa se enmarca en los objetivos como la intermodalidad y la apuesta por el ferrocarril en los que han convergido Aurelio Martínez y el empresariado de Ribarroja. Con ello, se evitaría el colapso de las carreteras, sobre todo la V-30, y se reducirían “drásticamente las emisiones de CO2”, ha apuntado el enclave valenciano. Además, este proyecto tendría muchas ventajas, como la de aumentar la seguridad y la automatización de las entregas, cargas y descargas. “Serían miles de contenedores”, ha subrayado el puerto de Valencia, “que se envían cada día desde Ribarroja hasta el puerto en camiones que empezarían a llegar a través del ferrocarril, un transporte más seguro, limpio y rápido”.

En su intervención, Aurelio Martínez ha hecho un extenso repaso por la situación del transporte marítimo, profundamente marcada por la crisis vivida en los últimos meses a raíz de la irrupción del Covid-19. El presidente de la institución portuaria valenciana ha destacado que el incremento de la demanda de productos por parte de Estados Unidos ha provocado un incremento de las importaciones y un colapso de buques que está afectando al tráfico marítimo internacional. La previsión es que la estabilización “no llegue hasta finales de 2022”. Ante este panorama, Aurelio Martínez ha reiterado la necesidad de ampliar las infraestructuras de puertos como el de Valencia, con la previsión de que el futuro del transporte marítimo “pase por unos pocos hubs portuarios potentes, entre los que se quiere situar Valencia”.

Martínez ha recalcado la necesidad de realizar proyectos como la terminal norte, la ZAL o el acceso norte

Para ello, ha recalcado la necesidad de poder realizar proyectos como la terminal norte, la puesta en marcha de la ZAL o un acceso norte al puerto que evite la actual aglomeración de camiones por la V-21 y la V-30. Estas mejoras, ha señalado Aurelio Martínez “ayudarán a reducir la huella del carbono del transporte marítimo” y ha recordado la estrategia del puerto de Valencia en la que una de las líneas fundamentales es la sostenibilidad y la innovación con una agenda 2030 que pretende conseguir unas instalaciones portuarias que generen toda la energía que consumen gracias a la instalación de placas solares y un parque eólico.