26 de septiembre de 2021 | Actualizado 8:20

Adif analizará la viabilidad de las traviesas plásticas y sintéticas como alternativa a las de madera

Estos elementos se instalarán en diversos tramos de las líneas Alcázar de San Juan-Cádiz y Madrid-Hendaya de la red ferroviaria convencional
Distintos tipos de traviesas plásticas y sintéticas | Adif

El Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif) instalará traviesas de plástico y sintéticas en tres tramos de la red ferroviaria convencional para analizar su viabilidad y funcionalidad. El objetivo de esta actuación es determinar si pueden constituir una alternativa viable a las de madera. El montaje en pruebas de las mismas, ha indicado la compañía, se realizará en el puente metálico sobre el río Guarrizas y en la transición del túnel número 10 de la línea Alcázar de San Juan-Cádiz a su paso por Jaén. Posteriormente, ha señalado Adif, también se instalarán en la estación de Quintana del Puente de la línea Madrid-Hendaya, a su paso por la provincia de Palencia.

Estas traviesas son más sostenibles, tienen mayor vida útil y un mayor aislamiento eléctrico

En concreto, en los próximos meses se instalarán un centenar de estas traviesas plásticas y sintéticas en el puente metálico sobre el río Guarrizas. Además, se colocarán unas 75 traviesas de este tipo en la transición del referido túnel de la línea Alcazar de San Juan-Cádiz y, posteriormente, otros tres centenares en la estación palentina de Quintana del Puente, en este caso en el marco de la renovación de sus desvíos de tipo C. Adif ha destacado entre las ventajas que pueden ofrecer, además de su sostenibilidad medioambiental, su mayor vida útil, que es superior a los 50 años, su versatilidad y elasticidad y su mayor aislamiento eléctrico y resistencia al fuego.

Estas traviesas están fabricadas a partir de diversos componentes, todos ellos reciclados y no contaminantes. Además, ha apuntado Adif, “estarán diseñadas para soportar determinados pesos de carga y velocidades de paso”. La compañía ha subrayado que se trata de una iniciativa que aborda en colaboración con empresas fabricantes de este elemento de la infraestructura ferroviaria y en el marco de su estrategia de sostenibilidad, así como de su apuesta por la investigación y el desarrollo. Se suma a los análisis que también realizan administradores de infraestructura ferroviaria de otros países europeos, como Francia, Suiza o Alemania