26 de septiembre de 2021 | Actualizado 8:20

El recinto fiscal Bahía de Algeciras estará operativo en el primer trimestre de 2022

Las tres parcelas en las que se ha dividido el espacio están previstas para actividades de logística y transformación
Acto de inicio de las obras | Zona Franca de Cádiz

Las obras de ejecución del recinto fiscal Bahía de Algeciras han dado comienzo hoy con la colocación de la primera piedra. Esta actuación, que cuenta con un presupuesto de 2,4 millones de euros y un plazo de ejecución de ocho meses, está prevista que pueda estar operativa en el primer trimestre de 2022. La intervención, ha señalado la Zona Franca de Cádiz, consiste en el cerramiento del perímetro del equipamiento, la instalación de garitas y un edificio de control y de todo el sistema de seguridad que se lleva un tercio del presupuesto. Junto a ello, ha indicado la institución, se ha diseñado un sistema que permite la tramitación online con Aduanas de los permisos y accesos y facilita la labor de los operarios y el acceso y salida de mercancías.

El recinto dispondrá de conexión online con Aduanas para permitir el tránsito de mercancías sin papeles

Para ello, se cuenta con tres pórticos para el control de vehículos con múltiples cámaras. De esta manera, si están bien las autorizaciones y los trámites aduaneros, el sistema permitirá la entrada o salida sin necesidad de mediación de papeles. En paralelo, está abierta la oferta pública permanente para la comercialización del recinto, después de que el periodo competitivo se haya cerrado a finales de junio. Las tres parcelas de las que consta esta oferta pública están previstas para logística y transformación. Cuentan con distintas dimensiones para acoger variedad de proyectos, desde los 42.095 metros cuadrados de la parcela mayor, a los 27.331 metros cuadrados de la segunda y los 10.840 metros cuadrados de la más pequeña, ha apuntado la Zona Franca de Cádiz.

La ministra de Hacienda y Función Pública, María Jesús Montero, ha afirmado que este recinto fiscal “es una oportunidad para la comarca porque con todos sus beneficios aduaneros, impositivos y arancelarios, tiene que ser un elemento diferencial a la hora de que grandes empresas terminen de instalarse y desarrolllarse“. El delegado del Estado en la Zona Franca de Cádiz, Fran González, ha animado a las empresas “a aprovechar la oportunidad que se les brinda a contar con este valioso espacio que con sus ventajas aduaneras y fiscales, supone un importante ahorro de costes a los operadores que se instalen en él”.