23 de septiembre de 2021 | Actualizado 13:09

Una empresa británica plantea el uso de dirigibles para el transporte de perecederos

Hybrid Air Vehicles estudia la ruta Barcelona-Palma de Mallorca como una de las más adecuadas para su implantación
HAV

La empresa aroespacial Hybrid Air Vehicles (HAV) ha decidido recuperar el concepto del dirigible y plantearlo como una posibilidad para viajes y transporte de mercancías de punto a punto. De hecho, abre la posibilidad de que sus vehículos se usen para transportar alimentos perecederos. De esta forma, la compañía de origen británico espera tener disponibles estos zepelines para 2025, planteando, tanto que las aerolíneas integren estos vehículos en su red de rutas como lo harían con otros aviones, como que estas busquen trayectos específicos para estos dirigibles que mejoren los actuales.

Aunque todavía es un plan a medio plazo, una de las rutas que HAV considera con potencial es el trayecto entre Barcelona y Palma de Mallorca, una ruta que en ferry se hace en nueve horas y en avión en cuatro, en tanto que con los dirigibles desarrollados se completaría en cuatro horas y media. Sin embargo, la firma ve futuro en su uso, ya que su modelo Airlander 10, por ejemplo, reduce las emisiones el 75% con respecto a un avión convencional. La compañía aclara que la ruta entre la capital catalana y las Islas Baleares se trata tan solo de un ejemplo, estando abiertos a establecer otras rutas en España si un cliente desea operarlas. 

Aunque ha dado a conocer su proyecto como una alternativa para el transporte de viajeros, HAV alude a la posibilidad de ofrecer sus vehículos para el transporte de productos perecederos: “En muchos casos, productos como la fruta se envían por tierra o por mar; el uso de Airlander agilizaría ese viaje y permitiría trasladar el producto de punto a punto”, explica. Estos vehículos están pensados para operar fuera de la infraestructura aeroportuaria tradicional, por lo que “ofrece la posibilidad de operar desde una amplia variedad de lugares, incluso desde el agua”, recuerdos los promotores. 

HASTA 50 TONELADAS DE MERCANCÍAS POR DIRIGIBLE
En este momento, la empresa ha dado a conocer dos modelos de dirigible: el Airlander 10, que ofrece la posibilidad de desplazarse hasta 7.500 kilómetros y estar cinco días en el aire y cuenta con una capacidad de 10 toneladas, indistintamente para 90 pasajeros o para mercancías; por su parte, el Airlander 50 recorre trayectos de hasta 2.200 kilómetros y cuenta con una capacidad de 50 toneladas, de nuevo disponibles tanto para bienes como para un máximo de 200 pasajeros. “La capacidad de carga útil puede utilizarse para carga, pasajeros o cualquier combinación de ambos, en función de las necesidades del cliente”, apunta la empresa.

La capacidad de los dirigibles va de las 10 a las 50 toneladas, indistintamente para pasajeros o mercancía

Estos vehículos están pensados para ser híbrido-eléctricos en su primera fase, para posteriormente (previsiblemente, en 2030), pasar a ser cero emisiones con el uso de cuatro motores eléctricos. En el objetivo final, la reducción de las emisiones contaminantes se minimizaría hasta el 90% con respecto a otros aviones destinados a la movilidad y a la logística. “Como todos los aviones que utilizan tecnología más ligera que el aire, el Airlander consume mucho menos combustible en vuelo que los aviones convencionales”, señala HAV, y explica que la sustentación del helio compensa el peso de la aeronave, por lo que requiere mucho menos empuje. La empresa ha realizado simulaciones de lo que sería, por ejemplo, un viaje entre Oslo y Estocolmo, en el que, si bien el tiempo de trayecto sería de seis y media con el dirigible y de menos de cuatro horas en avión, se generaría el 7% del CO2 con estos nuevos vehículos.

En cuanto a la fabricación, Hybrid Air Vehicles tiene previsto que se produzcan 12 unidades al año a partir de 2025: “Esta cifra responde a una estimación conservadora de la cuota de mercado captada”, señala, alegando que la idea es aumentar la producción a partir de dicha base. Actualmente, se encuentra buscando ubicación para la fábrica en las que se trabajaría con los primeros modelos.