19 de septiembre de 2021 | Actualizado 9:45

La Generalitat Valenciana anuncia un plan inversor para los puertos bajo su gestión

El programa de inversiones, que se prevé aprobar antes de que finalice el año, contemplará 88 millones de euros hasta 2025
Reunión de Ximo Puig y el consejero de Política Territorial, Arcadi España, y la directora de Puertos, María Luisa Martínez | Generalitat Valenciana

El presidente de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, presentará antes de que finalice el año un plan de inversiones para los puertos bajo titularidad directa de su Ejecutivo. Puig ha avanzado que se contempla una inversión de 88 millones de euros durante el periodo 2022-2025 en el citado programa inversor. Para alcanzar dicha cifra, se trabajará en la cooperación público-privada. De hecho, “entre septiembre y octubre se celebrará una jornada con la participación de todos los actores y operadores de los puertos valencianos para revitalizar estas infraestructuras”, ha apuntado el presidente de la Generalitat.

En estas dos últimas legislaturas, se ha aumentado el 520% la inversión de la Generalitat en los 35 puertos autonómicos, y “de lo que se trata ahora, después de 17 años sin ninguna planificación, es de, antes del inicio del próximo año, presentar el plan de inversiones 2022-2025”, ha concretado Ximo Puig. con una dotación de más de 88 millones de euros, que contará con la cooperación público-privado para, a través de la sostenibilidad y de la innovación, “desplegar” toda la capacidad de estos puertos tanto en el ámbito económico como social.

Por su parte, el consejero de Política Territorial y Obras Públicas, Arcadi España, ha valorado los puertos de la Comunitat Valenciana “como motor económico y pieza esencial en el desarrollo sostenible no solo de los municipios que los albergan, sino también de su zona de influencia, así como el influjo que tienen en las localidades de las que forman parte”. Al término del encuentro con Ximo Puig, también ha destacado la necesidad de digitalizar y modernizar las instalaciones para “conseguir puertos seguros, y accesibles, que sean solidarios y estén integrados en la ciudad, a la vez que se potencia su capacidad económica y turística”. Además, ha insistido en que deben ser sostenibles y resilientes ante las posibles adversidades que puede provocar el cambio climático.