26 de septiembre de 2021 | Actualizado 8:20

Maersk sustituirá sus portacontenedores más antiguos por una serie de metanol neutro

La empresa comenzará a producir el combustible en Dinamarca en 2023 y contará con los ocho primeros buques de metanol en 2024
Maersk

El gigante marítimo Maersk introducirá en su flota ocho grandes buques portacontenedores impulsados por metanol neutro en carbono. Estos barcos, que serán construidos por Hyundai Heavy Industries (HHI), tendrán una capacidad aproximada de 16.000 teus y sustituirán a las unidades más antiguas de su flota. Según cálculos de la naviera, su incorporación generará un ahorro anual en emisiones de CO2 de alrededor de un millón de toneladas. Maersk espera contar con las primeras ocho unidades a principios de 2024, si bien el acuerdo con el astillero coreano incluye una opción para cuatro buques adicionales en 2025.

La compañía ha decidido dar este paso después de anunciar un acuerdo para producir 10.000 toneladas de metanol neutro en carbono al año. Maersk y REintegrate, la filial danesa de energías renovables de European Energy, instalarán esta nueva planta de e-metanol en Dinamarca, que utilizará energía renovable y CO2 biogénico y comenzará la producción de combustible en 2023.

Un millón de toneladas

Si bien estos buques tendrán un mayor coste, generarán un ahorro anual en emisiones de un millón de toneladas

Los nuevos buques estarán equipados con motores de doble combustible: metanol y bajo azufre, lo que supone un coste entre 10% y 15% superior. Maersk espera compensar este mayor gasto con “un salto significativo en su compromiso de escalar soluciones de carbono neutral y liderar la descarbonización de la logística de contenedores”, alegando además que muchos de sus clientes ya solicitan este tipo de soluciones. Además, la compañía aprovechará para sustituir el tonelaje de más de 150.000 teus que están “llegando al final de su vida útil” y que dejarán de formar parte de la flota de Maersk en los próximos años.

La naviera subraya el perfil operativo “flexible” que tendrán estos nuevos portacontenedores, de forma que sean capaces de “desempeñarse eficientemente en muchas rutas y añadir flexibilidad con respecto a las necesidades de los clientes”. Contarán con una configuración de propulsión de metanol desarrollada en colaboración con fabricantes como MAN, Hyundai (Himsen) y Alfa Laval, lo que representa un aumento significativo de la tecnología desde el límite de tamaño anterior de unos 2.000 teus. Los buques estarán clasificados por el American Bureau of Shipping y navegarán bajo pabellón danés.

Estos buques usarán una tecnología hasta ahora limitada para portacontenedores de unos 2.000 teus

“Este pedido demuestra que las soluciones neutras en carbono están disponibles hoy en día en todos los segmentos de buques portacontenedores y que Maersk se compromete con el creciente número de nuestros clientes que buscan descarbonizar sus cadenas de suministro”, ha manifestado el consejero delegado del grupo Maersk, Soren Skou. Además, ha continuado el directivo, “es una señal firme para los productores de combustible de que la demanda del mercado de los combustibles verdes del futuro está surgiendo a gran velocidad”.