21 de septiembre de 2021 | Actualizado 6:29

El puerto de Santander finalizará su silo vertical de automóviles dentro de un año

La infraestructura, que se encuentra en su fase 1 de construcción, contará con cerca de 7.000 plazas de aparcamiento
Vista del presidente de la Autoridad Portuaria e Santander, Francisco Martín, a las obras del silo vertical | Autoridad Portuaria de Santander

El silo vertical de automóviles de Puerto de Santander avanza en su construcción y estará terminado para finales del próximo verano, tal y como ha anunciado el presidente de la Autoridad Portuaria de Santander, Francisco Martín, en su visita a las obras. Esta infraestructura de más de 70.000 metros cuadrados albergara 6.930 plazas de aparcamiento que darán respuesta a las actuales necesidades del recinto en términos de capacidad, según la autoridad portuaria. El proyecto mantiene abierta la posibilidad de ampliar el silo con tres plantas más en el futuro, según la flexibilidad que requiera la evolución del tráfico de automóviles y mercancía general en semirremolques.

En los últimos años, se ha producido en las instalaciones cántabras un descenso en el movimiento de automóviles en régimen de mercancía.  En 2017, su crecimiento de vehículos en régimen de mercancía (turismos, autobuses y camiones) se situaba en torno al 0,4%, y los años posteriores han acumulado contracciones del 1,5% en 2018 y 4,8% en 2019. Ya en el primer año de la pandemia, el tráfico se desplomó por encima del 30%. En lo que llevamos de 2021, con datos hasta julio, Santander se mantiene aún el 33% por debajo de las cifras prepandémicas de 2019.

En todo caso, el presidente de la autoridad portuaria ha señalado que los trabajos del nuevo silo avanzan a un ritmo “francamente bueno” y ha destacado la posibilidad de que la primera fase en la que se encuentra la obra pueda verse finalizada este mismo año, terminándose por completo la obra durante el verano de 2022. En este momento, la infraestructura ya ha consumido el 60% de su presupuesto (un total de 16 millones de euros), con lo que se ha llevado a cabo el 100% de la cimentación, el 80% de la construcción del firme y del 55% de la infraestructura.

Francisco Martín señala que esta construcción, ubicada en el Espigón Central de Raos, dará respuesta “a los problemas de crecimiento del puerto”, atendiendo al compromiso adquirido de “no efectuar nuevos rellenos en la bahía con el objetivo de poder preservarla”. También ha recordado que esta obra es la primera de una “intensa etapa de inversión en el puerto” que superará los 100 millones de euros durante los próximos 18 meses. Entre otros proyectos, se encuentran las obras de los muelles de Maliaño, la terminal de Corredores o la terminal de fertilizantes, “todas ellas infraestructuras imprescindibles para el cambio de modelo que se va a producir en el puerto y que está perfectamente coordinado con el futuro económico e industrial de Cantabria”.