22 de septiembre de 2021 | Actualizado 17:03

El Gobierno retira el proyecto de ampliación del Aeropuerto de Barcelona-El Prat

La Generalitat de Catalunya califica la decisión anunciada por la ministra de Transportes de "operación de chantaje", "desleal" y "unilateral"
Aena

El proyecto de ampliación del Aeropuerto de Barcelona-El Prat pactado entre el Ejecutivo central, la Generalitat de Catalunya y Aena no se llevará a cabo en los términos en los que se abordó el pasado 2 de agosto. De hecho, la ministra de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, Raquel Sánchez, ha manifestado que “es imposible llevarlo a cabo sin un apoyo sin fisuras de la Generalitat”. Concretamente, se ha referido a las declaraciones de los últimos días del presidente de la Generalitat de Catalunya, Pere Aragonès, que, a su juicio, suponen que el Ejecutivo catalán “no tiene una posición madura sobre este proyecto”.

Raquel Sánchez ha insistido en que “el pacto se ha quebrado por una pérdida de confianza manifiesta” y que, en este contexto, “el Gobierno no va a imponer la ampliación del aeropuerto”. Por ello, las inversiones previstas en el Documento de Regulación Aeroportuaria (DORA II, 2022-2026) para los próximos años que debe aprobar próximamente el Consejo de Ministros no va a incluir las que se preveían para la ampliación de Barcelona-El Prat.

“El pacto se ha quebrado y el Gobierno no va a imponer la ampliación del aeropuerto”
Raquel Sánchez Ministra de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana

“Hemos perdido esta gran oportunidad para mejorar Catalunya”, ha lamentado. Sin embargo, la ministra ha asegurado que se mantendrán todas las demás inversiones, también las referentes a la mejora de la movilidad del resto de aeropuertos catalanes de la red de Aena (Girona y Reus).

En su intervención en la delegación del Gobierno en Catalunya, la ministra de Transportes ha reiterado las virtudes de la ampliación consensuada el 2 de agosto con la Generalitat y Aena, que preveía 1.700 millones de euros de inversión. En este sentido, ha hecho énfasis en las mejoras que preveía para evitar la saturación operativa de la infraestructura en 2026 y también, según palabras textuales, el escrupuloso cumplimiento de la normativa medioambiental que conllevaba el proyecto. Además, ha recordado que la ampliación contemplaba el alargamiento de la pista del lado mar para superar las limitaciones actuales de las operaciones, lo que permitiría reforzar el papel de Barcelona como hub aeroportuario internacional, y también la creación de una terminal satélite y otras mejoras infraestructurales para afrontar el crecimiento.

LA GENERALITAT TILDA LA DECISIÓN DE CHANTAJE, UNILATERAL Y DESLEAL
El presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, ha mostrado su disconformidad con la decisión del Ejecutivo de Pedro Sánchez. “Se ha comprobado que Aena y el Gobierno español solo estaban dispuestos a llevar a cabo la ampliación si era como ellos pretendían, destrozando un espacio natural protegido y sin escuchar ni al territorio ni a la Generalitat”, ha manifestado a través de las redes sociales. Además, se ha referido a lo sucedido con la ampliación del aeropuerto como “una operación de chantaje” y ha acusado al Gobierno central e falta de voluntad para “invertir en Catalunya y convertir a El Prat en un hub internacional”.

Por su parte, el vicepresidente y consejero de Polítiques Digitals i Territori, Jordi Puigneró, ha calificado la decisión del Gobierno de “unilateral” y “desleal”. De hecho, ha señalado al Ejecutivo de Pedro Sánchez por “cambiar el pacto del día 2 de agosto, un acuerdo que se mantenía intacto y que permitía convertir a El Prat en un aeropuerto intercontinental y evitaba cualquier afectación sobre la laguna de La Ricarda”. Por otra parte, Puigneró también ha mostrado su malestar por “la confusión generada por algunos en Catalunya” sobre este proyecto de ampliación de Barcelona-El Prat. “No podemos avanzar hacia un país de progreso poniendo siempre en duda las infraestructuras, la frivolidad y el populismo han hecho daño a Catalunya”, ha concluido.