19 de septiembre de 2021 | Actualizado 9:45

El transporte marítimo gana terreno a la carretera en las exportaciones de vino español

Los puertos de Barcelona y Valencia aglutinan cerca del 80% del comercio exterior de vino por vía marítima en la primera mitad del año

La exportación de vino español ha crecido durante el primer semestre de 2021 respecto al mismo periodo del año pasado, cuando el transporte de mercancías se vio afectado por la crisis sanitaria. El transporte marítimo es el modo que más ha crecido para dar salida a las exportaciones españolas de vino, muy por encima de la carretera, si bien, el camión mantiene un protagonismo absoluto en términos de volumen de producto transportado. Según el Observatorio Español del Mercado del Vino, las exportaciones de vino por barco han aumentado el 44,7% en volumen entre enero y junio, hasta alcanzar los 4,6 millones de hectolitros. El valor de los bienes exportados, por su parte, ha aumentado el 43,6%, hasta los 750,3 millones de euros. La consultora de Marketing Estratégico y autora del estudio ‘Estado del Sector Vitivinícola’ del EAE Business School, Glòria Vallès, ha calificado este aumento de las ventas por vía marítima como “muy positivo, pues significa que el vino español probablemente está llegando a mercados importantes, como EEUU, Reino Unido, Canadá, México o China”, en un contexto marcado por “el fuerte aumento de precios en logística marítima”.

El 30,2% de las exportaciones totales de vino salen por barco, frente al 69,4% que se transportan por carretera, sumando entre ambos el 99,7% del total del vino que las bodegas españolas venden en el exterior. Por su parte, el avión, debido al coste de sus servicios, y el ferrocarril son modos residuales para la industria vitivinícola española. En el caso del tren, si bien los envíos han aumentado el 28% en el primer semestre del año, continúa suponiendo tan solo el 0,2% del total, tanto en valor económico como en litros.

Aunque varios puertos son lugar de paso para la exportación de los vinos españoles, como Bilbao, Málaga, Cádiz o Pontevedra, destacan Barcelona y Valencia como hubs para la salida al exterior de estos productos. El recinto catalán aglutina hasta el 40% del vino exportado por vía marítima en España, con un aumento del 83,6% desde el año pasado. En segundo lugar, y próximo a Barcelona, se sitúa Valencia con una cuota del 37,6% del total exportado por vía marítima y un alza del 30,4%, según el Observatorio Español del Mercado del Vino. Sin duda, este alza en las salidas marítimas ha situado a Barcelona y Valencia como las principales aduanas de exportación de vino del país, que concentran más de 780 millones de euros en productos vitivinícolas, lo que supone el 49,5% del valor total de las ventas exteriores.

Cobra también importancia, aunque a cierta distancia, el puerto de Bilbao, una zona de salida clave para los productores del norte peninsular. La aduana bilbaína registró un valor de 79 millones de euros de exportación de vinos en el primer semestre, en su práctica totalidad por envíos realizados por vía marítima, y un crecimiento del 219,8%.

En el caso de la exportación por carretera, ha aumentado el volumen del vino exportado (+21,2%), hasta alcanzar los 10,58 millones de hectolitros, si bien, no en valor, con apenas el 1,3% más. El Observatorio Español del Mercado del Vino achaca esta dinámica a la “posible rebaja en los precios medios de muchas exportaciones de vino a granel”, principal producto vitivinícola que se vende al exterior por carretera. Por su parte, Glòria Vallès (EAE Business School) apunta también a una posible necesidad de las bodegas de liquidar el stock resultante de las menores ventas de los meses de pandemia. Por carretera, el vino español sale, principalmente, desde Ciudad Real, tercer lugar de origen tras Barcelona y Valencia, aunque también registran envíos importantes Gipuzkoa, Albacete, Madrid, Murcia, Toledo, La Rioja o Álava (Araba). Durante el primer semestre de 2021, los principales destinos del vino español transportado en camión han sido Francia, Alemania y Portugal y, en menor medida, Países Bajos y Bélgica.