22 de septiembre de 2021 | Actualizado 13:21

UNO encabeza un proyecto para impulsar la economía circular en la logística y el transporte

La patronal identificará las estrategias de economía circular y creará un comité de trabajo para analizar las buenas prácticas internacionales

La patrona logística UNO liderará un proyecto centrado en impulsar un modelo de economía circular en el sector de la logística y el transporte que busca cumplir con las 116 medidas recogidas en el plan ‘Economía Circular 2030’ desarrollado por el Gobierno. La asociación de operadores logísticos analizará las buenas prácticas internacionales, identificará las estrategias de economía circular ya definidas por las pymes y grandes empresas del sector y tomará el pulso a diferentes expertos en la materia mediante un comité de trabajo. 

UNO afirma que la economía circular es la única vía posible para la competencia en los nuevos paradigmas

El proyecto se enmarca en la Agenda 2030 aprobada por el Ejecutivo y su ejecución cuenta con un presupuesto de 1.529 millones de euros. “Nuestro objetivo es identificar las prioridades del sector en materia de sostenibilidad económica, analizar las barreras que dificultan el cambio, y elaborar distintas recomendaciones con las que impulsar la competitividad de las empresas a través de un modelo económico circular”, ha explicado el presidente de UNO, Francisco Aranda

Según la patronal, el compromiso con la economía circular es firme porque constituye la única vía posible para competir en los nuevos paradigmas empresariales, que pasan por el impulso de la sostenibilidad y la eficiencia. “La logística inversa, la recogida selectiva y la valorización de residuos, los vehículos de mercancías no contaminantes, las operaciones logísticas verdes o la reparación y mantenimiento de equipos y bienes de consumo duradero son algunos de los ejemplos que responden a la enorme concienciación de las empresas de nuestro sector con la sostenibilidad ambiental y la economía circular”, ha concretado Aranda. 

El proyecto ayudará a administraciones a crear marcos regulatorios y programas de ayuda para empresas

Por su parte, el coordinador del proyecto, Jaime Ferrer, ha destacado que “pretende ayudar a la vez a las administraciones y a las empresas a orientar sus decisiones”. En dicho sentido, ha proseguido, facilita “que tanto las grandes empresas como las pymes identifiquen las prioridades y las barreras al cambio que frenan el despegue de modelos de negocio circulares”. El proyecto también aportará a las administraciones elementos para diseñar medidas regulatorias y programas de ayuda para satisfacer las necesidades de las empresas. UNO ya trabaja en la organización de distintas iniciativas para dar a conocer las conclusiones del proyecto entre las empresas y las administraciones implicadas y que darán su pistoletazo de salida a finales de mes.