22 de octubre de 2021 | Actualizado 17:03

Goggo prepara un foodtruck autónomo y dos robots para el reparto a domicilio

La startup comenzará las pruebas en Madrid, con cuyas autoridades ha puesto en marcha un marco regulatorio para sus actividades
Goggo

La empresa de transportes sin conductor Goggo Network, ultima los detalles para lanzar, a finales de año, dos proyectos piloto de reparto de comida a domicilio automatizada. Uno de ellos será con un food truck autónomo, mientras que el otro consistirá en emplear dos pequeños robots para entregar comida preparada o productos de dark stores. Madrid será el lugar en el que arrancarán ambos pilotos, pero la compañía ya planifica lanzar servicios en más ciudades españolas y europeas a partir de 2022. Según fuentes de la startup, se ha escogido Madrid como punto de inicio por “ser pionera en innovación y nueva movilidad”. Goggo ha trabajado, según enuncian, con las autoridades municipales para impulsar un marco regulatorio que ampare su actividad y recuerdan las fuentes que la recién ordenanza de Movilidad “incluye proyectos pilotos con vehículos autónomos”.

El food truck circulará a 10 kilómetros por hora en un kilómetro cuadrado y se abastecerá de negocios locales

El food truck autónomo circulará a unos 10 kilómetros por hora y cubrirá una ruta preestablecida con varias paradas. Además, ha explicado Goggo, ofrecerá una oferta culinaria de restaurantes locales cercanos a la zona de operación, que será de un kilómetro cuadrado aproximadamente para esta primera fase de pruebas. De esta forma, asegura la empresa, se garantiza el fácil acceso a los restaurantes y al punto de recarga del vehículo, a la vez que “se acerca la oferta culinaria de restaurantes locales al consumidor”.

Desde la aplicación de la startup, el consumidor podrá consultar el menú y la posición del vehículo. Una vez el food truck llega a su destino, el cliente deberá bajar a la calle para recoger el pedido. “Podrá pagar desde su teléfono móvil, evitando la transacción de dinero en metálico. Una vez al lado del vehículo y satisfecho el pago, este abrirá su compartimento de carga para que el cliente pueda recoger su pedido”, explica la startup. El vehículo dispone de una autonomía de 100 kilómetros y capacidad para almacenar hasta 400 litros de volumen, así como un rango de temperatura desde los cinco hasta los 45 grados.

Los robots y el food truck repartirán los pedidos a pie de calle y su seguimiento se realizará a través de la app

En cuanto a los dos robots de delivery puestos en marcha para las pruebas, operarán en un área de siete kilómetros cuadrados y se surtirán de las dark stores. Con una autonomía de tres horas y capacidad para 20 kilos, el objetivo que tiene Goggo con estos vehículos es “entregar en tiempo reducido y de manera sostenible y económica productos de supermercado o que se pedirían por internet”. La mecánica con los robots será similar a la del food truck: el cliente podrá integrar la solicitud del pedido, el pago y el seguimiento del vehículo a través de la app. “El cliente seleccionará el producto que desea recibir en su domicilio y se le ofrecerá la posibilidad de que le sea entregado por un vehículo autónomo, en caso de que esté disponible”, cuentan las fuentes de la empresa.

Los vehículos circularán por las aceras a la velocidad de paso de un peatón y se nutrirán de las dark stores

En este caso, los robots se desplazarán por la acera a la velocidad de un peatón. Tratándose del caso de Madrid, la empresa asegura que se ha puesto especial cuidado en las zonas en las que se habilitarán los primeros servicios. “Buscamos localizaciones que permitan acceder a la calle de manera sencilla para los clientes”. Con los robots, el cliente recibirá un aviso previo a recibir el pedido “y se le hará saber que se usará un robot, así como que el pedido será entregado en la calle, enfrente del portal”, concluye Goggo. La startup se hará cargo de la gestión de las operaciones de estos vehículos y de la app. Además, aseguran que los vehículos con los que trabajan son 100% eléctricos para garantizar el servicio de forma sostenible.