24 de octubre de 2021 | Actualizado 8:02

La diferencia de ritmos entre normativa y tecnología frena en seco el delivery con drones

El diseño de las ciudades, la gestión del riesgo y el control del dron fuera del campo de visión son los principales obstáculos hoy día
DHL / Amazon

El uso de drones para la distribución de paquetería urbana sufría un revés este verano cuando Amazon y DHL, dos de los operadores con proyectos más avanzados en esta materia, suspendían sus programas en el campo de delivery aéreo urbano. Las compañías se han topado, según los expertos, con que el progreso del U-Space y de la tecnología ha corrido más que el desarrollo de una normativa legal común que permita el vuelo de aeronaves no tripuladas sobre núcleos poblacionales. Además, el diseño urbanístico y lo que el sector califica como falta de ayudas y apoyo por parte de la Administración han relegado este tipo de proyectos a un ‘stand by’ que la aeronáutica cree que no llegará a ser una despedida.

“No es posible por la legislación de hoy, ni en el futuro próximo, el control de drones por ordenador y a distancia”
Manuel Romana Profesor de la Universidad Politécnica de Madrid

Entre las cuestiones que no están aún resueltas, se encuentran la gestión del riesgo y los seguros de los aparatos en caso de fallos o choques con el entorno. Tampoco existen normativas para el control del dron sin visión directa permanente, algo necesario en la logística de la última milla, pero incompatible con la ley, que, en casos como el de España, sólo permite operar vuelos a larga distancia con aeronaves de menos de dos kilos de peso. “La evolución de la técnica y del marco de funcionamiento no ha sido el que preveían las empresas”, resume el profesor titular de la Escuela Técnica Superior de Ingenieros de Caminos de la Universidad Politécnica de Madrid (UPM), Manuel Romana. “No es posible hoy, ni parece que lo sea en un futuro próximo, lograr legalmente el control de drones por ordenador y a distancia”. En este sentido, el experto cree que se ha dibujado un panorama demasiado optimista en el que las empresas confiaban en una relajación legislativa para los drones, “y eso no se vislumbra en absoluto, ni en Estados Unidos ni en Europa, desde luego”.

“La ciudad se diseñó para que la transiten personas y coches, no para que vuelen los drones”
Rafael Pina Cofundador de Air Drone Logistics

“Probablemente llegan tarde”, añade el cofundador de Air Drone Logistics, Rafael Pina, refiriéndose a las medidas regulatorias. “Mientras las empresas desarrollaban sus productos, se hizo poco o nada por parte de la Administración”. Dejando de lado el problema legislativo, los expertos también señalan como asignatura pendiente la forma en la que poder aterrizar el dron y descargar la mercancía en la morfología de una gran urbe.

“Las mayores dificultades se deben a la limitación de espacios para colocar plataformas de aterrizaje o despegue y almacenamiento de la paquetería dentro de las ciudades”, explica Rafael Pina, que recuerda que “un dron no es un avión” y que las inclemencias del tiempo limitan su uso a días con condiciones favorables, algo que no sucede con los transportes de última milla más tradicionales. “Aunque me duela, creo que llegará antes el reparto de última milla con furgonetas autónomas que con drones. Las ciudades no se diseñaron para que miles de drones las sobrevuelen, sino para que miles de personas y coches las transiten”, reconoce el cofundador de Air Drone Logistics. Y eso, según explica, podría no ser rentable para las compañías, a pesar de tener la seguridad de que el delivery con drones se producirá.

“El desarrollo del U-Space y funcionalidades inteligentes en el dron son fundamentales”
Antidio Viguria Director técnico Aviónica y Sistemas de CATEC

UN SUEÑO QUE TODAVÍA ES POSIBLE
El fundador y consejero delegado de Airvant, Guillermo Valero, está convencido de que veremos esta tecnología, “sobre todo para productos de valor como fármacos o sangre en poblaciones rurales de difícil acceso”. La diferencia estará, según apunta, en el número de años que esperaremos hasta ver esta realidad, que podrían ser más de los inicialmente barajados. Respecto al caso de Amazon y DHL, asegura que “puede que la organización del proyecto no haya sido la idónea”, pero descarta que las compañías vayan a desterrar la idea para siempre. “El uso de drones en el sector logístico es cada vez mayor. Su empleo en centros logísticos lleva asociado un aumento de la productividad y un ahorro de tiempo considerable”, recuerda Guillermo Valero.

Coindice el director técnico en Aviónica y Sistemas del Centro Avanzado de Tecnologías Aeroespaciales (CATEC), Antidio Viguria, en el interés comercial de la logística con drones, pero no olvida los retos a los que se enfrenta aún la tecnología. “Este tipo de aplicaciones conlleva una serie de retos tecnológicos importantes para que pueda implantarse de forma generalizada”, sostiene. Uno de ellos es precisamente la integración segura en el espacio aéreo de drones autónomos. “El desarrollo del U-Space, junto con funcionalidades inteligentes que permitan al dron reaccionar de forma autónoma ante adversidades durate el vuelo, es fundamental”, concluye.

Centro de preferencias de privacidad

Anuncios

Estadísticas

Google Analytics