27 de octubre de 2021 | Actualizado 19:14

La Generalitat de Catalunya propone una hoja de ruta para afrontar la distribución urbana

La iniciativa persigue, entre otras medidas, un calendario supramunicipal pactado que dé seguridad jurídica a las empresas de transporte
De derecha a izquierda, David Puig, Juan Pablo Lázaro, Jessica Egea y David Ramírez | E.M.

El departamento de Polítiques Digitals i Territori de la Generalitat de Catalunya ha propuesto una hoja de ruta con seis iniciativas marcadas por la digitalización y la sostenibilidad que respondan a los retos de la distribución urbana de mercancías (DUM). Esta propuesta, bautizada como ‘Carril ZBE Mercancías’ y anunciada por la responsable d’Ordenació del Transport per Carretera i Logística de la Generalitat de Catalunya, Laia Mercadé, tiene como objetivo facilitar el trabajo de los actores logísticos en el contexto actual marcado por el incremento de las operaciones y las restricciones. “La tendencia de la DUM es que aumente la demanda de viajes por el ecommerce”, ha constatado Laia Mercadé en el marco de la jornada organizada por la patronal logística UNO sobre los retos de los nuevos modelos de las ciudades. Asimismo, ha recordado que es difícil aplicar este proyecto para enero, fecha en la que finaliza la moratoria de los vehículos pesados en las Zonas de Bajas Emisiones (ZBE), y que continúan en conversaciones con el Ayuntamiento de Barcelona y el Área Metropolitana de Barcelona (AMB).

Dentro de las medidas que aspiran aprobar, se encuentra un calendario pactado a nivel supramunicipal que dé seguridad jurídica a las empresas de transporte. Hace un año, la AMB aseguró que diseñaría un calendario hasta 2030 sobre la evolución de las restricciones relacionadas con las zonas de bajas emisiones aplicadas en la ciudad y en el área colindante, pero faltaría extenderlo al resto de municipios catalanes. También se prevén unos periodos de transición de la aplicaciones de las restricciones sobre el transporte profesional que tengan en cuenta la falta de alternativas para adquirir nuevos vehículos, como la moratoria que por el momento se extenderá hasta finales de año, y se trabaja para implantar un plan estratégico con ayudas a la renovación de la flota. Para llevar a cabo este tercer punto, sería necesario un compromiso de compra, aunque también podrían poner en marcha ayudas a la liquidez, además de desplegar puntos de carga. Además, habrá un tratamiento diferenciado de autónomos próximos a la jubilación. Por último, la digitalización serviría para plantear inversiones y medidas de gestión para mejorar la productividad del sector logístico, como digitalizar las zonas de carga y descarga, incorporar carriles multiusos o utilizar parkings como espacios de delivery y abogan por la disponibilidad de datos.

“La distribución urbana es más que el final de una cadena”
Josep Maria Fortuny Subdirector general d'Ordenació del Transport de la Generalitat de Catalunya

“La distribución urbana es más que el final de una cadena”, ha afirmado el subdirector general d’Ordenació del Transport de la Generalitat de Catalunya, Josep Maria Fortuny, aludiendo a que las políticas públicas deberían ir más allá del reparto de última milla. En Catalunya, ha explicado durante su intervención en la jornada organizada por UNO en Barcelona, “llevamos trabajando en el ámbito de la movilidad desde 2003”. Posteriormente, se avanzó en el ámbito de la planificación más allá del transporte a partir del plan de la Zona Metropolitana de Barcelona “para facilitar la congestión derivada de la distribución”, del que surgió el Libro Blanco de la Distribución Urbana de 2019.

Otros retos que se afrontan, según Laia Mercadé (Generalitat de Catalunya) es la colaboración, “problemática por la concentración empresarial”, y la armonización de la gestión y ordenación de la distribución urbana. Para Mercadé, “el reto sería conseguir una coherencia en la DUM que permita el desarrollo del modelo comercial catalán y que responda a los criterios de eficiencia y sostenibilidad”. Por eso, una de las iniciativas, aprovechando los fondos europeos Next Generation, es una plataforma de colaboración entre empresas para minimizar los viajes en vacío. Por otra parte, están trabajando en la Taula del Sector Logístic, un espacio de concertación de todas las administraciones implicadas en la distribución urbana de mercancías para impulsar las iniciativas. En ella, pretenden compartir buena prácticas, como las incluidas en el Libro Blanco, y pautas comunes para las ordenanzas municipales, como la señalización, el diseño de las zonas de carga y descarga o la gestión de la distribución nocturna de mercancías. También promueven los puntos de recogida y las microplataformas de cross-docking.

DIGITALIZACIÓN Y SOSTENIBILIDAD EN LOS NUEVOS MODELOS DE CIUDADES
La evolución tecnológica y el cambio de hábitos de una sociedad cada vez más concienciada con el medio ambiente han puesto de manifiesto el necesario cambio de las ciudades. “El actual modelo no sirve, estamos en una nueva etapa”, sostiene el presidente de UNO, Francisco Aranda. En este contexto, los actores logísticos son “una parte muy relevante del modelo de ciudad que se debe de implantar”. Aranda ha añadido que los clientes se han digitalizado y han aumentado su nivel de exigencia, además de que el sector logístico es uno de los más concienciados con la sostenibilidad.

¿Cómo deberían ser las ciudades del futuro? “Muy sostenibles, con energías renovables y una mezcla de movilidad entre lo privado y lo público, con nuevos vehículos compartidos con energías limpias y con una interconexión entre diferentes elementos de la ciudad”, ha manifestado la responsable territorial Iberia de Webfleet Solutions, Jessica Egea. Sin embargo, algunas empresas lo tendrán más fácil que otras. “Una compañía más pequeña tendrá más flexibilidad para implementar esos cambios de digitalización”, ha reconocido el presidente de Sending, Juan Pablo Lázaro. Por su parte, el experto en logística en el sector retail David Ramírez ha defendido la distribución nocturna para una carga y descarga más ágil y no encontrar tanto tráfico, a pesar de impedimentos como “el ruido y el aparcamiento”.

“El actual modelo de ciudad no sirve, estamos en una nueva etapa”
Francisco Aranda Presidente de UNO

Sobre la sostenibilidad de la distribución urbana de mercancías, el Logistics & Distribución manager de Desigual, Jorge Soriano, propone dos soluciones para los restaurantes y los hoteles: “Por un lado, nunca se ha planteado un modelo de distribución colaborativa entre empresas y la otra sería el ecommerce en puntos de conveniencia”. Soriano ha afirmado que, a nivel de transporte, Catalunya está lejos de otros países europeos y que “las empresas de transporte deberían llegar a acuerdos de colaboración con las administraciones públicas, como en los lockers, para consolidar esas entregas en puntos de conveniencia”. Otras alternativa, según la Customer Support Manager de Alfil Logistics, Véronique Elie, sería “la creación de nodos extraurbanos para acercarles el ferrocarril a la ciudad, así se quitarían camiones en el centro de las ciudades y en las rondas”. “Es difícil de entender la preocupación acerca del medio ambiente sin contar con el ferrocarril en la distribución de mercancías”, aseguró. Por otra parte, Jorge Soriano (Desigual) cree que se producirá una transformación en la tienda física: “Tenemos que ser lo más omnicanal posible”, apuntó y añadió que la clave reside en ofrecer una experiencia diferente a los clientes.