24 de octubre de 2021 | Actualizado 8:02

VIIA retomará su autopista ferroviaria desde Barcelona de la mano de Captrain en 2022

El servicio se beneficiará de la potencia de las nuevas locomotoras de Captrain, que dejan atrás la doble tracción de Renfe en Le Perthus
Servicio de autopista ferroviaria de VIIA a su paso por el tramo internacional de Le Perthus | VIIA

La autopista ferroviaria de VIIA, del grupo francés SNCF, volverá a Barcelona el próximo año tras el paréntesis provocado por la pandemia. El servicio se retomará con la tracción de las nuevas locomotoras que está ultimando Captrain España, también sociedad del operador ferroviario francés. Estas locomotoras permitirán cruzar el tramo internacional de Le Perthus con trenes de 750 metros y una sola locomotora.

Antes de la pandemia, la autopista ferroviaria utilizaba doble tracción proporcionada por Renfe, pero los convoyes, además del sobrecoste que implicaba el uso de dos locomotoras, debían descomponerse o componerse en la terminal de VIIA en Le Boulou (Francia) por la imposibilidad de trabajar con trenes de 750 metros desde el tramo internacional hacia España. Ahora, con los modelos Euro6000 fabricados por Stadler y operados por Captrain España, que disponen de más potencia de arrastre, facultarán a VIIA para ofrecer “un servicio más rápido, directo, fiable y atractivo”, según han explicado fuentes del gestor de autopistas ferroviarias. De hecho, proyectan ya incrementar las frecuencias de las que disponían antes de la pandemia una vez recuperen el servicio desde Barcelona.

La tracción de Captrain evitará también la composición o descomposición de convoyes en Le Boulou

“Nunca hemos tenido tanta demanda de transporte hasta Barcelona”, ha manifestado el director comercial de VIIA, Daniel Lebreton. Las fechas para volver a la terminal de Can Tunis se acabarán de concretar a mediados de octubre, porque “depende de la viabilidad de la demanda”. Si bien, están trabajando para que sea a principios de 2022. VIIA suspendió su actividad desde Barcelona en marzo de 2020 por la crisis pandémica y pospuso la resolución de reanudar su servicio para semirremolques P400 gruables hasta finales de este verano.

La autopista ferroviaria está generando un mayor interés en los últimos meses, según el director comercial de VIIA, por el alza del precio del combustible y la falta de conductores. Por otra parte, Daniel Lebreton admite una creciente demanda de transportistas no solo de países europeos cercanos, sino también de Bulgaria, Lituania e incluso Rumanía “que quieren subirse al tren”.

REANIMAR LA TERMINAL DE AUTOPISTA FERROVIARIA EN EL PUERTO DE BARCELONA
Sobre la futura terminal para autopista ferroviaria en el puerto de Barcelona, Daniel Lebreton apunta que no existen avances, porque “el proyecto se ha puesto un poco en ‘stand-by’ en estos últimos meses”, pero considera que “es el momento de reanimar eso” por la gran demanda que están notando en el mercado por subir semirremolques al tren.

Respecto a operar más servicios de autopistas ferroviarias en España, VIIA prioriza retomar el enlace desde Barcelona antes de extenderse hacia otros puntos, aunque sí tienen en mente algunos mercados como Valencia. Otras posibilidades a medio plazo serían una línea entre Valencia y Murcia o entre Valencia y Madrid. En cuanto a sus rutas en Europa, el operador intermodal retomó en julio la conexión entre Poznan (Polonia) y España a través de Luxemburgo y su terminal de Le Boulou.