17 de octubre de 2021 | Actualizado 10:31

El puerto de Tarragona recibe al primer crucero de la temporada tras el parón por la pandemia

El nuevo muelle de Balears está preparado para suministrar energía eléctrica a los cruceros para reducir las emisiones durante su escala
Puerto de Tarragona

Tarragona ha recibido el primer crucero de la temporada 2021 después de la parada mundial del sector a causa de la pandemia. El presidente del puerto, Josep Maria Cruset, obsequió al capitán del buque ‘Bolette’ con una metopa para celebrar su llegada al dique del Levante, a la espera de la inauguración en los próximos días del Moll de Balears tras un años de obras. “A pesar de ser este un año sin actividad de cruceros en todo el mundo, el sector ha trabajado muy duro para programar algunas escalas aplicando las medidas sanitarias y de seguridad necesarias”, ha explicado Josep Maria Cruset. En el acto también estuvieron presentes la directora de Operaciones Portuarias de la autoridad Portuaria de Tarragona, Núria Obiols, y representantes de la empresa consignataria Marmedsa, como la branch manager, Mercedes Marcos. ‘Bolette’ pertenece a Fred Olsen Cruise Line, empresa noruega con sede en Reino Unido, tiene una capacidad de 1.338 pasajeros y procede de Cádiz para terminar su ruta en Castellón. De cara al otoño, el puerto de Tarragona prevé la llegada de cinco cruceros en octubre y uno en noviembre, aunque todavía no están confirmados.

Por otra parte, las obras del Muelle de Balears finalizarán en los próximos días. Esta ampliación, que ha recibido una inversión de más de 30 millones de euros, aumentará en 700 metros la extensión donde podrán atracar los cruceros. El nuevo Muelle de Balears dispone de cinco arquetas para suministrar energía eléctrica a los cruceros, “un servicio que permitiría a los buques no quemar combustibles fósiles durante su estancia en el puerto”, y así reducir las emisiones de CO2. Una de estas arquetas ya está conectada a la red para responder a las primeras demandas que puedan surgir.

La actividad de los cruceros se suspendió a partir de la declaración del estado de alarma en marzo de 2020. En el caso del puerto de Tarragona, el último buque turístico, ‘Marella Dream’ de la compañía Marella Cruises, realizó una escala el 5 de marzo de 2020 con 1.462 pasajeros a bordo. En otros recintos ya se ha retomado la actividad tras el parón de un año. Por su parte, Barcelona retomó los cruceros a finales de junio con el ‘MSC Grandiosa’ y el ‘Mein Schiff 2’ escaló en Valencia en las mismas fechas, entre otros.