24 de octubre de 2021 | Actualizado 8:02

Renfe Mercancías se sube al tren del ancho internacional con nuevas locomotoras

La licitación de 12 locomotoras superará los 178 millones de euros y se asignará a una sola empresa para su mantenimiento durante 15 años
Renfe

El consejo de administración de Renfe ha aprobado la adquisición y mantenimiento de 12 locomotoras eléctricas, más un máximo de seis opcionales, destinadas al negocio de mercancías en ancho internacional. Las locomotoras se licitarán por 178 millones de euros y estarán destinadas tanto a la red de interés general como a la sección internacional de la línea de alta velocidad Figueres-Perpignan (LFP Perthus) y a la red ferroviaria francesa. Con esta adquisición, Renfe aspira a “incrementar su actividad y su cuota en el transporte por ferrocarril de mercancías, claves para la internacionalización de la compañía”.

Renfe espera incrementar su actividad y su cuota en el transporte de mercancías de cara a la internacionalización

La licitación que publicará Renfe incluirá la adquisición del total de las locomotoras (12 más las seis opcionales) y su mantenimiento por un plazo de 15 años. Estas unidades permitirán, según el operador ferroviario, una “mayor capacidad de carga y mejores niveles de fiabilidad”, construyéndose en “tritensión” y siendo capaces de alcanzar una velocidad máxima de, al menos, 120 kilómetros por hora y de remolcar una carga de, mínimo, 1.800 toneladas en rampas del 18% a una velocidad mínima de 50 kilómetros por hora. Por lo que respecta a los sistemas de protección de tren, deberán estar equipadas con ERTMS/ETCS (European Rail Traffic Management Systemn) embarcado, niveles 0, 1 y 2, así como ASFA Digital para España y RPS y KVB para Francia.

En el futuro, podrían destinarse al Corredor Mediterráneo una vez finalicen las obras para implantar el ancho internacional, cuando también se prevé la posibilidad de aumentar la longitud de los trenes de mercancías hasta un máximo de 750 metros. Podrían circular también por líneas electrificadas de la red de ancho convencional mediante el procedimiento de cambio de ejes, han recordado desde la compañía ferroviaria.

Renfe destaca que este incremento de la actividad que espera “conllevaría significativos ahorros de costes por externalidades en tanto que, tal como reconoce la Comisión Europea, el ferrocarril es el modo de transporte de mercancías que menos emisiones contaminantes genera”. Apunta a que, en 2020, los transportes que realizó Renfe Mercancías supusieron un ahorro para la sociedad de 291 millones por costes externos y evitaron la emisión a la atmósfera de 850.000 toneladas de CO2 y el consumo de 425.000 toneladas equivalentes de petróleo.

DESEMBARCO EN FRANCIA CON SUCURSAL PROPIA
La compañía ferroviaria española está llevando a cabo acciones en Francia encaminadas tanto a la puesta en marcha de servicios comerciales en alta velocidad (París-Lyon-Marsella), como a la prestación de servicios públicos (en las regiones de Grand-Est y de Haûts de France).Por ello, ha iniciado ya los trámites para crear una sucursal en Francia para coordinar estos servicios comerciales y también los destinados a mercancías. La creación de esta sede de Renfe en París, que debe ser autorizada por el ministerio de Hacienda, tiene por objeto el desarrollo de servicios de transporte en Francia, así como la prestación de otros servicios o actividades complementarias vinculadas al transporte, llevando a cabo funciones de representación de la empresa matriz española. De hecho, Renfe considera prioritario el mercado francés para su expansión internacional, ya que supone el desarrollo natural de sus servicios hacia Europa.

En mayo de este mismo año, la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) corroboró la “menor productividad” del operador ferroviario público Renfe Mercancías respecto a sus competidores en España durante los últimos años, en los que los operadores alternativos han ido ganando terreno hasta hacerse con el 31,8% en el segundo trimestre del año. El operador público manifestó entonces que esta diferencia en términos de aprovechamiento de activos y de producción de la compañía pública se debía, principalmente, a que su inmovilizado del parque de locomotoras es más elevado. Ya entonces anunció la posibilidad de sustituir el parque antiguo para aumentar dicha productividad.