17 de octubre de 2021 | Actualizado 10:31

El puerto de Barcelona mejora la accesibilidad del muelle Adossat

La reordenación implica un nuevo carril segregado de acceso, la reubicación de casetas de control y el nuevo diseño de viales
Nuevo acceso del muelle Adossat. | Puerto de Barcelona

El muelle Adossat del puerto de Barcelona estrena una nueva configuración de sus accesos terrestres para facilitar el tráfico de vehículos de gran envergadura, especialmente autobuses y camiones, y reforzar las condiciones de seguridad de los peatones. Con un presupuesto total de 1,2 millones de euros, el proyecto ha comportado la ampliación de la Puerta 2 a partir de la reorganización de los aparcamientos adyacentes. El nuevo acceso entró en funcionamiento en verano tras la finalización de las obras relativas a la mejora del sistema de amarre de las terminales de cruceros.

Las obras de esta ampliación han consistido en la reubicación de la caseta de control que antes estaba situada 100 metros más al sur, después de la terminal B, y la incorporación de una segunda para agilizar el paso de vehículos y personas en ese punto. Además, se ha ajustado el diámetro a 25 metros de la rotonda que distribuye el flujo de entrada al muelle y se han rediseñado los viales que parten de la entrada hacia las cinco terminales de pasajeros y del tráfico pesado que transcurren hacia el resto de instalaciones del muelle. Para agilizar el tráfico en momentos de máxima demanda, se ha incorporado un nuevo carril segregado de acceso a las terminales A y B y la señalización situada en los viales de salida serán fácilmente desmontables. Por último, se han adaptado los sistemas de alumbrado y control del acceso al muelle.

El objetivo de esta nueva reordenación ha sido el de “garantizar el acceso seguro de los peatones que se trasladan a pie entre las terminales de pasajeros y la ciudad de Barcelona a través del puente Porta d’Europa”. Para ello, existen aceras que conectan el puesto de control con las terminales y las mejoras introducidas en el acceso al muelle facilitan el paso de viandantes por las casetas de control “con la máxima seguridad”.