24 de octubre de 2021 | Actualizado 8:02

Renfe Mercancías intensifica el proceso de búsqueda de un socio industrial

El operador ferroviario ha solicitado, por primera vez, el visto bueno de la comisión delegada para Asuntos Económicos al proyecto
Renfe Mercancías

El consejo de administración de Renfe ha aprobado la puesta en marcha de un proceso de búsqueda de un socio industrial para su división de mercancías. El órgano ha remitido el proyecto a la comisión delegada del Gobierno para Asuntos Económicos con el objetivo de recibir su visto bueno. Se trata de un paso más en este proceso, ya que en el pasado no se llegó a solicitar esta autorización, a pesar de encadenarse en los últimos tiempos varios intentos de conseguir un socio industrial para la compañía estatal, como los realizados con Deutsche Bahn.

La compañía ferroviaria pública española ha indicado que, de acuerdo con el Plan Estratégico 2018-2023-2028 de Renfe, este proyecto “persigue que Renfe Mercancías se convierta en un operador logístico integral para adaptarse a las necesidades del mercado y abrir nuevas oportunidades de negocio”. Asimismo, ha apuntado que la incorporación de un socio estratégico “permitiría incrementar el volumen de negocio, el valor añadido de los servicios ofertados y la presencia internacional junto con el desarrollo, en paralelo a un plan de reordenación de la sociedad“. “Se trataría”, ha añadido la firma ferroviaria, “de convertir a Renfe Mercancías en un operador logístico integral con vocación de futuro y permanencia a largo plazo mediante un modelo de gestión compartida con un socio, abordando proyectos logísticos tanto en el ámbito nacional como en el internacional”.

Renfe aspira a atraer un socio para transformarse en un actor logístico integral e internacional

Esta decisión se ha adoptado tras varios ejercicios en los que la compañía pública está sufriendo pérdidas económicas, que en el año 2020 se situaron en 42,7 millones de euros. Junto a las mismas, Renfe Mercancías también está por debajo de las cifras anteriores a la pandemia en lo que a tráficos se refiere. Por ello, para poder incrementar su actividad y cuota en el transporte ferroviario de mercancías, ha aprobado recientemente la adquisición de 12 locomotoras eléctricas, más seis opcionales, destinadas al negocio de mercancías en ancho internacional, debido a que este ancho va a cobrar cada vez mayor importancia en el transporte ferroviario de mercancías en nuestro país. A estos encargos, se le unen otros anteriores también de locomotoras en ancho UIC para responder a la demanda del mercado y el desarrollo de corredores con este ancho, como el Corredor Mediterráneo o la variante de Pajares.

LOS MAQUINISTAS, EN PIE DE GUERRA
Uno de los motivos de la convocatoria de huelga que comienza mañana por parte del sindicato de maquinistas Semaf se basa, entre otras cuestiones, en la intención de “desviar el principal capital de la empresa pública en cuanto a mercancías hacia una empresa privada, con un socio exterior de la que Renfe participaría al 50%”. Fuentes del operador no han concretado que ese socio industrial deba tener mayoría accionarial. La organización sindical ha subrayado que el proceso que se plantea actualmente “sería distinto”. En un comunicado, el sindicato ha manifestado que Renfe “y este nuevo socio formarían una compañía de carácter privado a la que se traspasarían la mayor parte de los activos y de las cargas de trabajo que actualmente tiene suscritas Renfe Mercancías”.

Los paros anunciados por el principal sindicato de maquinistas se inician el día 30 de septiembre y se prolongará a los días 1, 4, 5, 7, 8, 11 y 12 de octubre. En mercancías, se han establecido unos servicios mínimos del 24% de los servicios. La compañía pública ha señalado que se priorizarán las operaciones de las mercancías peligrosas.

Se prevé una huelga de maquinistas el 30 de septiembre y los días 1, 4, 5, 7, 8, 11 y 12 de octubre

Semaf ha destacado, además, la estrategia de adquisición de nuevo equipo de material rodante para mercancías: “Llama la atención que la compañía se encuentra inmersa en un proceso de adquisición de 44 locomotoras por un valor que supera los 500 millones de euros, las que presumiblemente serán traspasadas a la nueva empresa privada”. El sindicato de maquinistas ha afirmado que esto “supone la estocada final a un proceso ya iniciado con la liberalización del transporte ferroviario de mercancías en 2005, año desde el que la actividad no ha parado de bajar”. El sindicato ha subrayado que el mercado ferroviario español de mercancías cuenta con cada vez un mayor número de empresas alternativas. En el segundo trimestre de 2021, han contado con una cuota del 31,8%, según la organización, con 1,8 millones de toneladas frente a los 3,9 millones que ha registrado la compañía pública en el periodo.

Centro de preferencias de privacidad

Anuncios

Estadísticas

Google Analytics