27 de octubre de 2021 | Actualizado 19:14

La ONU incluye a Monkey Markets entre las organizaciones con un uso innovador de datos

La empresa se convierte en la primera española en entrar en la lista de la institución y dará acceso libre a los datos de import y export
Terminal de contenedores del puerto de Shanghai Este (China) | APM Terminals

La startup española Monkey Markets se ha convertido en la primera empresa española en acceder a la lista que Naciones Unidas (ONU) posee de las 21 grandes organizaciones mundiales que considera innovadoras por sus prácticas en el tratamiento y uso de datos públicos. Entre las otras entidades se encuentran el Fondo Monetario Internacional (FMI), el Centro de Comercio Internacional, la secretaría de Economía de México o el Centro Harvard de Desarrollo Internacional. En virtud del reconocimiento, Monkey Markets dará acceso libre y gratuito a los usuarios a todo el patrimonio de datos de importaciones y exportaciones a China a través de su plataforma.

Empresas lácteas, cárnicas, vitivinícolas o del aceite de oliva se han interesado ya por la herramienta

La startup está especializada en suministro de información para democratizar la exportación a China y se nutre de fuentes de datos públicas y privadas. Estos datos se combinan con herramientas analíticas y asesoramiento de expertos para que las empresas puedan acceder de forma más transparente y acelerar su internacionalización. Su consejero delegado y cofundador, Iago Sanmartín, explica que llevaban un tiempo queriendo incorporar a la ONU a esa lista de fuentes, “que, a título de datos de import y export, es como el INE en España”. Para lograrlo, establecieron contactos con las autoridades de Naciones Unidas que duraron meses.

En ese listado de empresas, la ONU muestra casos experienciales en el uso de datos de comercio y lo que considera ejemplos de democratización y apertura de información para hacerla accesible a los cualquiera. “Para nosotros supone un reconocimiento de la valía que tiene esta herramienta”, asegura Sanmartín. Desde la puesta en marcha de la macrobase de datos en junio de este año, Monkey Markets ha identificado un gran interés por parte de empresas del sector lácteo, cárnico, vitivinícola o de compañías de bebidas alcohólicas y de aceite de oliva. De momento, seguirán operando en España, pero para 2022 prevén expandirse en Europa y Latinoamérica.

Uno de los nuevos servicios permitiría recuperar el dinero al exportador si su producto no pasa la aduana

TRES NUEVAS FUNCIONALIDADES DESDE SU PUESTA EN MARCHA
Además de contar con la mayor base de datos existente de aduanas y comercio chino, Monkey Markets ha incorporado tres nuevos servicios en su herramienta desde su creación. La primera corresponde a la incorporación de tenders de importadores. Este apartado, según explica la empresa, funciona de forma similar a un tablón de anuncios donde los importadores chinos pueden lanzar ofertas de productos y operaciones concretas para que los productores se pongan en contacto con ellos y opten a exportar.

Por otro lado, la firma ha cerrado acuerdos con partners especializados en el mercado chino para que asesoren a las empresas españolas interesadas en vender en ese país “desde el proceso de contacto hasta el cierre de reuniones, e incluso en el transcurso de las negociaciones, conforme a la cultura, lengua e idiosincrasia local”, afirman. Por último, han incorporado el asesoramiento profesional a través de empresas de alimentación, con las que los exportadores recibirían apoyo en lo referente a los procesos burocráticos de China. De hecho, los vendedores podrían recuperar el dinero si su producto no llegase a pasar el control de aduanas. “Nuestros partners son los únicos que pueden garantizar esto. Para los exportadores, es acabar con algo que ha sido un quebradero de cabeza”, asegura Sanmartín.