22 de octubre de 2021 | Actualizado 17:03

La escasez de microchips ahonda la crisis de matriculaciones de comerciales e industriales

La automoción no espera una pronta solución a la crisis de los microprocesadores ni un impulso de las ventas en el último trimestre
Nissan

Las matriculaciones de vehículos comerciales e industriales se han visto afectadas por la escasez de microchips durante el mes de septiembre, lo que ha ahondado en la mala situación que ya registraron en meses anteriores. De nuevo, tanto los comerciales como los industriales vuelven a registrar caídas de doble dígito en comparación con el noveno mes de 2020. Si comparamos con los datos de septiembre de 2019, ejercicio previo a la pandemia, los vehículos comerciales ligeros registran una menor caída en este mes que la alcanzada con respecto a 2019, aunque también es de doble dígito. En el caso de los vehículos industriales, septiembre de 2021 ha registrado cifras parecidas al mismo mes de 2019.

Según los datos de la Asociación Nacional de Fabricantes de Automóviles y Camiones (Anfac), las matriculaciones de vehículos comerciales ligeros han alcanzado las 9.930 unidades durante septiembre de este año. Esta cifra representa un descenso con respecto al mismo mes del pasado ejercicio del 30%. Con respecto a 2019, la caída en el mes de septiembre es del 24,7%. El mayor retroceso, en comparación con el noveno mes de 2020, lo registran los derivados de turismo, seguido por las furgonetas. En el lado opuesto, se han situado los comerciales ligeros, que aumentan sus matriculaciones el 18% y el furgón/chasis cabina, que crece el 10,3%. En el acumulado anual, las ventas de comerciales ligeros se sitúan cerca del 10% por encima de las de 2020, mientras que continúan el 27% por debajo del periodo enero-septiembre de 2019.

Por lo que respecta a los vehículos industriales, las matriculaciones del mes de septiembre son el 12,9% inferiores a las registradas en septiembre de 2020, con 1.582 unidades. Los industriales ligeros son los que mayor caída han registrado en este mes, con un retroceso del 47,1%, seguidos por los industriales pesados, cuyo descenso del 12,2% ha sido motivado en gran parte por la caída de ventas de los tractocamiones. Con respecto al año previo a la pandemia, las matriculaciones de vehículos industriales han descendido el 1,1% en el mencionado mes. En el acumulado del año, se han matriculado 14.852 unidades, el 16,7% más que en 2020, aunque la cifra es el 14,2% menos que en el periodo enero-septiembre de 2019.

La portavoz de Anfac, Noemí Navas, ha afirmado que la suma de la crisis “provocada por la pandemia, la incertidumbre de los consumidores ante cómo va a evolucionar la crisis económica y la falta de semiconductores está provocando una caída del mercado mucho peor de la pronosticada a principio de año”. Navas ha destacado que no esperan “que la escasez de chips tenga solución a corto plazo ni que el mercado recupere impulso en el último trimestre y, por lo tanto, las previsiones de cierre son más bajas”. El portavoz de la asociación de concesionarios Faconauto, Raúl Morales, ha ahondado en el tema y ha señalado que completan “tres meses en los que se han agudizado los efectos de la crisis de los microprocesadores sobre las ventas de vehículos”. Por su parte, la portavoz de Ganvam, Tania Puche, ha añadido la “subida desbocada del precio de las materias primas y de los costes logísticos, especialmente del transporte por vía marítima a la crisis global de chips, que continúa haciendo mella en la automoción”.