17 de octubre de 2021 | Actualizado 10:31

El reparto a domicilio de medicamentos genera dudas en el sector pharma

Algunos expertos defienden su uso para reducir las listas de espera en centros de salud para pacientes con tratamientos crónicos
UNO Logística

Las entregas a domicilio de medicamentos y material sanitario ha venido para quedarse tras la pandemia de Covid-19, que ha dado un espaldarazo a un modelo que podría ser rentable para los tratamientos crónicos, lo que ayudaría a reducir las listas de espera. Sin embargo, los actores del sector pharma muestran recelo sobre si dicha tendencia puede aliviar la carga de los centros sanitarios, según han debatido operadores logísticos, fabricantes de medicamentos y representantes de grupos hospitalarios en la jornada organizada por UNO en Zaragoza para tratar la evolución de la logística farmacéutica.

“El home delivery queda muy bonito, pero esto no es Amazon y no estamos logísticamente listos”
Guillermo Cristóbal Director de Logística de Quirón Salud

Sin embargo, algunos de los expertos han mostrado su convencimiento sobre la viabilidad del reparto de medicinas a domicilio, que ha supuesto todo un reto en cuanto a organización. “Fue casi como sacarse un comercio electrónico de la manga en plena pandemia, sumándolo a las nuevas formas de gestión de la cadena logística farmacéutica”, recuerda el jefe de Logística en Abbott Iberia, Antonio Ballesteros. En todo caso, ha existido poco consenso sobre cuándo, cómo y en qué forma podríamos ver implementado este servicio. “El home delivery queda muy bonito, pero esto no es Amazon y para determinados tratamientos, no estamos logísticamente preparados“, ha comentado el director de Logística de Quirón Salud, Guillermo Cristóbal, que además ha incidido en el coste del servicio y en sus dudas sobre en quién recaería su pago: “¿El paciente? ¿El hospital? ¿El proveedor?”.

Una de los factores que más dudas genera en el sector es el de la regulación, en comparación con países como Estados Unidos o Reino Unido, donde ya existe este modelo y donde el transportista es responsable de lo que mueve, según el director general de Logística en España, Italia y Portugal de UPS Healthcare, Gonzalo Vidal. “Hay que tener muy en cuenta al legislador. Una cosa es la farmacia online y otra es el medicamento con prescripción, para lo cual hay una protección de datos vigente”, ha recordado.

“El home delivery muestra la flexibilidad para adaptarnos tras tres años reinventándonos”
Alberto Lozano Director general de Redur

Por el lado de los fabricantes, la jefa de Distribución de Merck en España, Begoña Martínez, ha apostado por “el sentido común”. “Los pasos que hay por detrás de que alguien reciba una pastilla en su casa son muy complejos. Habrá que acotar el servicio y decidir el criterio de eligibilidad del paciente, porque el 100% de los productos no llegará a casa”. Por otro lado, el director general de Redur, Alberto Lozano, ha respaldado la opción de un sistema descentralizado para lograr el home delivery, aunque ha advertido de la dificultad de lograrlo en España. “No trabajamos con 17 comunidades, sino con 17 países. El home delivery va mostrado la flexibilidad que debemos tener para adaptarnos, aunque llevemos tres años reinventándonos mes a mes”, ha concluido.

HABRÁ MATERIA PRIMA ASEGURADA PARA GESTIONAR “EL MIEDO AL CONTAGIO”
Uno de los mensajes que más ha planeado en el encuentro de UNO sobre logística farmacéutica ha sido la posible fluctuación de stock y la tendencia al almacenaje para afrontar disrupciones a futuro. Según los especialistas, no se producirá un problema de acumulación de productos en los almacenes. “El stock va a acrecentarse ligeramente a futuro, o bien se mantendrá, porque la pandemia nos ha enseñado a tener planes en la recámara y a lograr proveedores en un tiempo récord”, ha asegurado Guillermo Cristóbal (Quirón Salud).

Según la directora comercial de Logista Pharma, Gema Domingo, el primer aumento de demanda en la pandemia se correspondió con la sensación colectiva de descontrol sobre el virus, que se aplacó gracias al confinamiento y al uso de mascarilla. Un factor que, por otra parte, fomentó el parón en los almacenes por no existir otras patologías alternativas al coronavirus, dada la puesta en marcha de estas medidas sanitarias. “No habiendo incertidumbre, el nivel de distribución será normal”, ha afirmado.

Los expertos tampoco temen, a priori, un problema de desabastecimiento, dado que existen reservas suficientes de materias primas para asegurar el suministro en caso de nuevos rebrotes. “En enero, comenzó a bajar el stock, pero el miedo a quedarnos sin producto subirá durante un tiempo. Precisamente por eso, se está haciendo acopio de materias primas”, ha explicado el director de Operaciones de Picking Farma, Manuel Hidalgo.

En el caso de los fabricantes de medicamentos, se han mostrado prudentes sobre la evolución a corto o medio plazo. “Preferimos no stockar productos para que no se pierda su calidad”, ha afirmado la responsable de Logística de Laboratorios Certest, Carmen Zanoaga. En lo que ha existido consenso entre los participantes en la jornada, es en que las actuaciones desplegadas durante los primeros meses de la pandemia evidenciaron una necesidad “urgente” de colaboración entre los distintos agentes de la cadena y la integración de la demanda en la cadena de suministro.