22 de octubre de 2021 | Actualizado 17:03

Grimaldi invertirá 2.600 millones en nuevos buques y la modernización de su flota actual

La mayor parte de esta inversión, 2.000 millones de euros, se destinará a incorporar nuevas embarcaciones más eficientes
Emanuele Grimaldi, Mario Massarotti, Aurelio Martínez y Damià Calvet en la inauguración de la Convención | J.C.P.

La naviera Grimaldi tiene previsto invertir un total de 2.600 millones de euros en nuevos buques y en modernizar parte de su flota actual. Así lo ha anunciado el director general de la compañía, Emanuele Grimaldi, durante la celebración de la XXIV Euro-Med Convention del grupo en Valencia. De esta cantidad, 600 millones estarán destinados a la modernización de la flota, de los que el 50% “se dedicarán a los sistemas de limpieza de gases”, ha indicado Emanuele Grimaldi, y los 2.000 millones restantes a nuevos buques. La previsión de la naviera apunta a 2025 para contar con 20 nuevas unidades. “Con estas nuevas unidades”, ha afirmado Emanuele Grimaldi, “podremos reducir las emisiones contaminantes el 50%”.

“Con estas inversiones no vamos a detenernos”, ha afirmado Grimaldi, “sino que vamos a acelerar y vamos a amortizar los buques en cinco años o menos para poder seguir invirtiendo”. El director general de la compañía ha mostrado su descontento con el sistema de comercio de emisiones y cómo puede afectar a las navieras. En este sentido, ha afirmado que si un buque “tiene que pagar una fiscalidad muy alta, no será posible realizar la ruta y los camiones puede que vuelvan a la carretera”. En este sentido, se ha manifestado el presidente de ALIS, Guido Grimaldi, que ve “riesgos con determinadas condiciones en la fiscalidad alta, por lo que los camiones podrían regresar a la carretera y emitir el doble”.

“Si la fiscalidad es muy alta, no podremos realizar las rutas y los camiones volverán a la carretera”
Emanuele Grimaldi Director general de Grimaldi Group

Emanuele Grimaldi también se ha referido a la escasez de conductores. Respecto a esta cuestión, ha apuntado que puede ser una oportunidad para “el desarrollo de las autopistas del mar y mejorar la logística en términos generales”, aunque ha señalado que hay que generar “más interés en este mercado de trabajo”. Sobre el mercado del transporte entre España e Italia, ha recordado que su compañía “mueve el 50% de la carga entre ambos países y tenemos ocho buques dedicados solo a estos servicios”. En este sentido, el consejero delegado de Trasmed, Etore Morace, ha anunciado que, una vez finalizada la temporada estival, “se va a estudiar una reordenación de los trayectos y los buques para dar un mejor servicio” . Además, se van a hacer inversiones en los buques “en aspectos como poner a punto los espacios o scrubbers”.

La convención del grupo naviero se ha enfocado a la descarbonización del transporte marítimo y el desarrollo de las autopistas del mar. En cuanto al primero de los temas, el director general de Grimaldi Group ha afirmado que estamos “en una era en la que los armadores están llamados a abordar la cuestión medioambiental como nunca antes”. Por su parte, el coordinador europeo de las autopistas del mar, Kurt Bodewig, ha manifestado que es necesario “armonizar los estándares de la Organización Marítima Internacional y los internacionales”, y ha reconocido que la Unión Europea “es muy exigente en este campo”.

Los participantes han reclamado una fiscalidad similar para todos los armadores a escala mundial

El presidente de la entidad certificadora italiana Rina, Ugo Salerno, ha indicado en este aspecto de la descarbonización que, en la actualidad, “el hidrógeno no es verde, su producción provoca emisiones y, en el caso del amoníaco producido con hidrógeno, el resultado es el mismo”. Salerno ha señalado que los combustibles “cambiarán, pero no a corto plazo”. En el ámbito de los puertos, el presidente de la Autoridad Portuaria de Valencia, Aurelio Martínez, ha explicado que el principal paso “es producir electricidad a través de energías renovables y distribuirla dentro del puerto a precio de coste, para que las empresas sean más competitivas”.

Por lo que respecta a las autopistas del mar, el presidente de la Autoridad Portuaria de Barcelona, Damià Calvet, ha afirmado que pretenden “conseguir fondos europeos para promover el transporte marítimo de corta distancia, con nuevos ejes, y trabajar en la intermodalidad para incrementar el paso de los camiones al ferrocarril”. Por su parte, el presidente de la Autoridad Portuaria del Tirreno Central, Andrea Annunziata, ha subrayado que las navieras “ya han hecho su trabajo en el mar, y ahí estamos en el buen camino, pero el resto lo tenemos que hacer nosotros, en tierra. Tenemos mucho que hacer y rápidamente”.