22 de octubre de 2021 | Actualizado 17:03

El puerto de Tarragona confía en reducir emisiones con más placas solares

La producción de los más de mil metros cuadrados de paneles que se pondrán en marcha en noviembre será destinada al autoconsumo
Autoridad Portuaria de Tarragona

La Autoridad Portuaria de Tarragona comenzó el 4 de octubre la instalación de 588 paneles fotovoltaicos, que representarán una reducción de emisiones de 125 toneladas de CO2 por año. Con este desarrollo, que dispone de una inversión superior a los 200.000 euros, la entidad portuaria estima un ahorro anual de unos 32.000 euros en la factura energética, que espera amortizar en cinco años teniendo en cuenta la tendencia alcista de la energía.

Los paneles -de silicio monocristalino- ocuparán una superficie total de 1.282 metros cuadrados y darán servicio eléctrico a Tinglados, Refugis y a las sedes de la Autoridad Portuaria de Tarragona. La obra, adjudicada a la empresa Solcam Energía, comenzó el 4 de octubre en la cubierta del nuevo Muse del Port y estará operativa durante el mes de noviembre.

El nuevo sistema aumentará el ahorro energético y está destinado al autoconsumo

Estas instalaciones tendrán una potencia nominal de 200Kwn y una potencia pico de 267,54Kwp, lo que representará una producción de 420MWh/año, generando la mencionada reducción de emisiones y ahorro económico. Los paneles serán destinados al autoconsumo, es decir, cuando la producción sea mayor que el consumo se inyectará la energía a un transformador para su aprovechamiento en otros suministros.

“Este nuevo sistema aumentará la sostenibilidad y el ahorro energético, y se unirá a otros sistemas similares ya en funcionamiento”, explica la autoridad portuaria. En la actualidad, el puerto ya produce energía eléctrica con placas fotovoltaicas en el techo del edificio administrativo, en las dependencias de Aduanas, la Cofradía de Pescadores y la Policía Portuaria.

La instalación de los nuevos paneles se enmarca en la implementación del Plan de Sostenibilidad del puerto, en línea con la Agenda 2030. En el segundo eje de esta estrategia, ‘Crecimiento Sostenible’, se cita el objetivo que ha guiado esta acción, “un impulso de las infraestructuras del puerto para favorecer la mejora de la eficiencia energética y para el uso prioritario de energías renovables”.