28 de noviembre de 2021 | Actualizado 8:31

Alfaland presenta una gama completa de intralogística para toda la supply chain

Algunos de los productos son nuevos en el mercado y otros incorporan mejoras en los que ya existían para facilitar el trabajo del operario
Conjunto de carretillas elevadoras Cat empleadas por Alfaland | I.L.

La compañía de soluciones intralogísticas Alfaland ha presentado un conjunto de soluciones intralogísticas para cubrir toda la cadena de suministro en un almacén, desde la carga y descarga de la mercancía en camiones hasta su clasificación en el interior de la nave. Se trata de la primera vez que la compañía celebra una Feria de Soluciones Corporativas en su almacén de Valdemoro (Madrid). El objetivo es “facilitar el trabajo y la vida del operario en sus tareas”, según han reconocido sus responsables, para lo que han presentado nuevos productos y mejoras técnicas y mecánicas en los que ya tenían disponibles. Esta presentación ha servido a Alfaland para marcar oficialmente su nueva hoja de ruta. “Tenemos la mentalidad de cambiar. Antes éramos una empresa de carretillas y ahora queremos ser una empresa de servicio con posibilidad de comprar o alquilar”, ha explicado el responsable de Equipos Portuarios e Intermodales de Alfaland, Pedro Sanz.

Una de las novedades es la introducción de baterías ion-litio en carretillas de gran tonelaje

Para optimizar la carga y descarga en los camiones, la empresa ha desarrollado un sistema semiautomático basado en la utilización modular de rodillos y aire comprimido que puede implementarse tanto en los propios camiones como en los almacenes o las furgonetas de reparto. Pedro Sanz ha explicado que el sistema emplea “varias plataformas con rodillos que pueden instalarse dentro del camión y que, gracias al aire comprimido, se elevan y permiten un movimiento sencillo y manual dentro del camión, liberando al operario del trabajo más duro de carga y descarga”. Para los almacenes, la plataforma se instalaría en el suelo y en el caso de las furgonetas de reparto, se fijaría al suelo del vehículo y utilizaría un compresor bajo el asiento del copiloto.

Una vez la carga se encuentra en el almacén, Alfaland ha informado de las mejoras mecánicas y técnicas que ha introducido en su gama de carretillas de Cat “para que el operador esté únicamente centrado en su tarea”. Entre ellas, la introducción del freno automático que detecta solo si el operario se ha bajado de la carretilla, el control automático de velocidad en curva y el control de la trayectoria en línea recta con sensor de angulación en el volante para absorber movimientos bruscos e impactos sobre la carga. Además, la carretilla ha introducido un giro 360º en la columna de dirección del eje trasero que permite ahorrar dos segundos por cada cambio de sentido sin que la carga sufra alteraciones laterales o frontales.

ALFALAND PRESENTA BATERÍAS ION-LITIO EN CARRETILLAS DE GRAN TONELAJE
Entre las novedades en materia de tecnología, Alfaland ha ampliado el alcance de las baterías ion-litio que ya incorporaba en las carretillas eléctricas en carretillas de gran tonelaje de Konecranes. Según Pedro Sanz, “es la última incorporación 100% eléctrica con cero emisiones de CO2, siendo gemela a las carretillas de gran tonelaje con motor de combustión diésel”. La gama puede cargar de 10 a 18 toneladas de peso y elevarlo hasta a siete metros de altura. La carga completa de baterías, de hasta 700 voltios, se puede realizar en 45 minutos y la reducción del consumo de energía se sitúa en el 70% respecto a los motores de combustión.
En cuanto a los problemas técnicos que puedan aparecer, Alfaland ha desarrollado una aplicación que puede instalarse en el móvil para recibir notificaciones acerca del funcionamiento de la carretilla, que incorpora un software para conectarse al cliente y al fabricante en cualquier parte del mundo. El coste de mantenimiento, según Sanz, también es menor al contar con menos piezas móviles.

También, el especialista en Tecnología Identificativa de Alfaland, Javier González, ha presentado el terminal CT60XP, una PDA a pantalla completa que incorpora tecnología de identificación automática y cuyo lector permite leer las etiquetas desde los 10 centímetros hasta los 10 metros de distancia, aun cuando existen obstáculos entre el lector y la mercancía. “Es el primero que existe en el mercado con estas características y su objetivo es agilizar y optimizar al máximo el proceso de identificación para que las tareas de picking no sean un fracaso”, ha manifestado González.

Alfaland ha presentado un vehículo road to rail para facilitar el trasvase de carga carretera-tren

Para la ubicación de carga en el almacén, Alfaland ha empleado vehículos de guiado automático (AGV) de la empresa Rocla que miden distancias y ángulos combinados con robots colaborativos de Sherpa, capaces de mover palets rodeando posibles obstáculos hasta llegar a su destino sin necesidad de disponer de banda magnética para moverse. Por último, en las tareas de picking para enviar la carga a empaquetado, la firma intralogística ha introducido el picking por voz, sistema en el que el operario introduce por voz el número de serie del producto en el robot para que éste le siga; así como el picking por guantes, en los que se ha colocado un escáner para registrar las etiquetas de los productos. Para el último paso de devolver la carga al camión para su distribución, Alfaland ofrece una plataforma de rodillos similar a la que emplea en la descarga, pero de carácter automático, que desplaza sola la carga al interior del tráiler una vez detecta el peso sobre ella.

EL SISTEMA ROAD TO RAIL FACILITA EL INTERCAMBIO DE CARGA CARRETERA-FERROCARRIL
Como última novedad, se ha presentado el modelo de vehículo road to rail, pensado para ser utilizado tanto en pavimento de carretera como en ferrocarril, sin que sea necesario poseer un carnet de conducción ferroviario para manipularlo. Esta solución forma parte de la gama de equipos E-Maxi de la compañía alemana Zagro. El sistema de ruedas del vehículo puede guiarlo sobre las vías, adaptándose al ancho de vía en función de la necesidad. Cada rueda incorpora un motor eléctrico independiente que permite girarlas independientemente unas de otras y el vehículo también puede girar sobre su propio eje para facilitar el transporte de la mercancía. Sus enganches permiten conectar el vehículo a las cabezas de los trenes e incluso conectar vagones entre sí, lo que, según Alfaland, “facilita las conexiones ferroviarias y la intermodalidad del transporte”.