4 de diciembre de 2021 | Actualizado 17:39

Los controladores aéreos irán a la huelga si prosiguen las jubilaciones forzosas

Los trabajadores han dado de plazo máximo el 19 de noviembre y demandan la subsanación de este asunto desde el 17 de agosto
Enaire

Los controladores aéreos convocarán una huelga en noviembre si Enaire, matriz de Aena, no cesa las jubilaciones forzosas. Desde la Unión Sindical de Controladores Aéreos (USCA) denuncian que Enaire ha comenzado a despedir compañeros de más de 65 años y a los que han ido cumpliendo esta edad de manera unilateral. Enaire utiliza, desde el 17 de agosto, el informe de la abogacía del Estado por el cual a partir de esta edad es obligatorio jubilarse. El conflicto surge cuando algunos controladores aéreos no han alcanzado los 37 años y tres meses que requiere la seguridad social para recibir pensión. Esto ha ocasionado que sean despedidos por la empresa sin derecho a paro y sin derecho a pensión, porque no han cotizado lo mínimo para acceder a pensión. “Es un limbo jurídico en el que no se encuentra ningún trabajador en España”, asegura el portavoz de USCA y controlador aéreo en Madrid, Daniel Zamit.

Enaire reconoció recientemente que “no habían calculado bien el alcance de la medida ni las consecuencias de su aplicación práctica”. Además, se ha prometido a subsanar el error “a la mayor brevedad” y con carácter retroactivo para las personas que viven esta situación desde agosto. Por el momento, afirma Daniel Zamit, cada dos semanas hay “un goteo de compañeros que están en esta situación” que asciende a 20 desde agosto.

Enaire se apoya en la Ley 9/2010 que fijó sin excepciones la jubilación forzosa a partir de los 65 años

Enaire se apoya en Ley 9/2010, una reforma redactada a partir de la crisis de los controladores aéreos de 2010 que fijó sin excepciones la jubilación forzosa a partir de los 65 años. Desde el sindicato afirman que su convenio colectivo es posterior a esta ley y que en él se contempla la edad de jubilación de 65 años o la que marque la ley para cumplir con la cotización mínima y acceder a una pensión. El portavoz del sindicato tilda de “desastre” y despropósito” este limbo jurídico, porque “para la empresa son jubilados y para la seguridad social no han llegado al mínimo”. Por otra parte, las personas afectadas solo reciben un burofax con la jubilación forzosa, sin más explicaciones.

Los controladores aéreos han dado otros 30 o 45 días hasta el 19 de noviembre para que Enaire solucione esta cuestión. Si no se logra una entente, convocarán una huelga porque “es absolutamente inaceptable que te dejen en esta situación de indefensión”. El sindicato de los controladores aéreos afirma que han sido cinco meses para subsanar este error y que “genera mucha incomodad e intranquilidad en la plantilla”.